Lamenta Villoro desatención de la SRE con mexicanos varados en Chile

jueves, 4 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 4 de marzo (apro).- El escritor Juan Villoro se quejó de la ayuda “tardía” de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) a los mexicanos que quedaron varados en Chile tras el terremoto de 8.8 grados Richter que azotó a ese país el pasado 27 de febrero.
    En lugar de acudir al lugar de los hechos, dijo, la Cancillería sólo se comunicó por teléfono.
El autor de El testigo, ganador del premio Herralde, estaba en Santiago para participar en el Congreso de Literatura Infantil y el quinto Congreso de la Lengua Española, suspendido por el terremoto.
Esta mañana, al encabezar el grupo de los primeros mexicanos que arribaron al Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (AICM) procedentes de Chile, Villoro mencionó que mientras los gobiernos de España, Perú y Colombia mandaron aviones a Chile para recoger a sus ciudadanos, México sólo pudo enviar un vuelo comercial para atenderlos.
    "No estábamos en situación crítica, teníamos la solidaridad de los chilenos y el apoyo de los organizadores del Congreso, pero hubiera sido deseable que nos contactara algún funcionario del Servicio Exterior, que dispusieran de la embajada (de México en Chile) para albergarnos", agregó.
De acuerdo con el novelista, los intelectuales tuvieron el apoyo de los organizadores del Congreso en materia de hospedaje y alimentación, pero no "el mexicano de a pie", quien no recibió ni siquiera asesoría del Servicio Exterior Mexicano.
Y puntualizó: “Más allá de las deficiencias de la Secretaría de Relaciones Exteriores, hizo falta la labor filantrópica de empresas importantes en México”.
El autor de La alcoba dormida relató el pasado martes 2 a la agencia AFP que en el momento del terremoto estaba en una séptima planta. “El suelo comenzó a moverse de tal manera que caí y no podía levantarme. Las consecuencias de la devastación que se ven son la falta de agua, alimentos y comunicaciones”, ilustró.
Y añadió que la construcción antisísmica “atenuó el efecto de un terremoto más fuerte que el de Haití y que modificó el eje terrestre, acortando el día milésimas de segundo”.

Comentarios