Gobierno de Calderón y Nava "no son de confiar": PRI

viernes, 5 de marzo de 2010

MÉXICO, DF, 5 de marzo (apro).- La fracción del PRI en la Cámara de Diputados calificó al gobierno de Felipe Calderón y al dirigente nacional del PAN, César Nava, como piezas políticas en las que su partido no puede confiar más; ello luego de hacerse público el pacto ‘antialianzas’ que blindaría al mexiquense Enrique Peña Nieto de cara al 2012.
    Jorge Carlos Ramírez Marín, vicecoordinador de la fracción priista y operador político de la dirigente nacional Beatriz Paredes, sostuvo que las revelaciones sólo demuestran “que no se puede confiar en este gobierno” y, aún peor, descalificó y desdeñó a Nava en su papel de líder nacional del partido en el poder.
    “Nava debe ser irrelevante para el PRI… Nava, señores, es irrelevante”, reviró.
    Ramírez Marín sostuvo que “la confianza en términos políticos hacia el dirigente del PAN ha sufrido mermas considerables, y no de ahora ni por este asunto de los papeles ni de las alianzas”.
    Recordó que desde el inicio de la discusión del paquete económico 2010, el PRI como partido y como fracción parlamentaria empezó a desconfiar del dirigente panista debido a que todo el debate lo empezó a vincular con los procesos electorales venideros.
    “Quiero recordar que desde que estábamos en plena discusión del paquete fiscal completo, del paquete hacendario, ya había habido una serie de malas interpretaciones y de malos entendidos con el dirigente del PAN, derivado de una decisión radical que el PAN tomó: ligar todos los asuntos a los temas electorales del país. Más que a los intereses de construir un proyecto de nación, un proyecto conjunto y de consenso con todos los partidos”, acusó.
    Desde ese momento, añadió, y hasta los últimos acontecimientos relacionados con las alianzas, entre ellos la renuncia del secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, a su militancia panista; las actitudes de Nava, así como la de Calderón, al pretender utilizar sus giras en los estados donde habrá elecciones para desplazar a los gobiernos priistas, ha llevado a los priistas a concluir que lo único que le interesa al gobierno federal es ganar los comicios.
    “Seguimos hilando los pasos de una estrategia encaminada exclusivamente al tema de las elecciones”, denunció.
    Todas esas actitudes, remachó, han llevado al PRI a desconfiar del PAN. Y tanta es la desconfianza, añadió, que hubo de ser necesario firmar un documento sobre un acuerdo de “no alianzas”.
    “(El convenio) habla de una gran desconfianza al grado de tener que llegar a los documentos”, consideró Ramírez Marín.
    Lo que debieran estar haciendo todos los partidos, comentó el diputado priista, es tratar de construir los puentes de confianza, y uno de ellos puede ser la Cámara de Diputados; aunque advirtió:
    “Es difícil (que le vuelvan a creer al PAN). En política la confianza es uno de los valores fundamentales. Es un poco complicado ahora restablecer una relación en buenos términos… A la política en general lo que le abona es la confianza. Si actores tienen que ponerse de acuerdo, es normal en la política; si actores tienen que llegar a acuerdos, es normal en la política; lo anormal es la desconfianza”, acotó..
    Por último, el vicecoordinador priista y uno de los hombres de confianza de Paredes Rangel --quien por cierto negoció el convenio ‘antialiazas’ y lo firmó en la oficina de Gómez Mont en Gobernación--, reiteró que el acuerdo no fue condicionado a que el PRI apoyara el paquete económico y con ello el aval al alza en los impuestos.

Comentarios