Llama Episcopado a denunciar a sacerdotes pederastas

martes, 9 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 9 de marzo (apro).- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) hizo un llamado a las víctimas de actos pederastas cometidos por sacerdotes católicos para que denuncien esos “crímenes abominables”, que deben ser sancionados por las autoridades judiciales.
    Lo anterior fue señalado por monseñor Rogelio Cabrera, obispo de Tuxtla Gutiérrez, y Víctor René Rodríguez, obispo auxiliar de Texcoco, durante una conferencia de prensa realizada en la sede de la CEM, en la avenida Misterios.
    Sobre las recientes denuncias hechas por los hijos de Marcial Maciel –Raúl, Omar y Christian González Lara–, indicaron que se suman a sus reclamos por pedir justicia, pero censuraron el que hayan pedido 26 millones de dólares a cambio de su silencio.
    Monseñor Cabrera recalcó que la Iglesia católica, comenzando con el Papa, clasifica a la pederastia sacerdotal entre los crímenes más graves, por lo que los jerarcas católicos “tienen instrucciones de que se aplique la ley”.
    Por otro lado, ambos prelados reiteraron la posición de la Iglesia en contra del aborto, aunque sostuvieron que una mujer no debe ir a la cárcel por haber interrumpido su embarazo, como se estipula en algunas legislaciones estatales.
    Y sobre la adopción de menores de edad por parte de parejas homosexuales, externaron su desacuerdo, ya que –dijeron– estas adopciones no toman en cuenta los derechos de los infantes.
    Los prelados también presentaron un comunicado de la CEM sobre la situación social del país. En él, se dice que la violencia está deteriorando la vida social. La violencia, añade, se manifiesta “en robos, asaltos, secuestros, corrupción y extorsión y, lo que es más grave, en asesinatos que cada día destruyen más vidas y llenan de dolor a las familias y a la sociedad entera”.