Tribunal de Veracruz revisará caso de sacerdote pederasta

martes, 9 de marzo de 2010

JALAPA, Ver., 9 de marzo (apro).- El recurso de revisión contra la sentencia dictada por un juez contra el sacerdote José de Jesús Sandoval González, acusado del delito de abuso erótico sexual contra menores de edad, ya está en manos de la Tercera Sala del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE).
    El presidente magistrado del TSJE, Reynaldo Madruga Picazo, dijo que la tercera sala penal es la encargada de atender el caso del sacerdote católico, quien el año pasado fue denunciado por el DIF municipal de Boca del Río por los presuntos delitos de violación y abusos sexuales  contra menores de edad que tenía bajo su resguardo en una casa hogar.
    Señaló que, una vez que la juez Beatriz Rivera Hernández emita su resolutivo final en torno a la segunda averiguación ministerial iniciada contra el cura por el delito erótico sexual, ya que por el de violación de menores fue absuelto por la misma Sala, ésta debe informar al Ministerio Público.
    Dijo que el TSJE podrá iniciar luego su análisis para ver la posibilidad de que se confirme, se modifique o se revoque la sentencia, estudio que deberá hacer entre uno y dos meses.
    Después, explicó, se inicia la secuela procesal en primera instancia, previa vista tanto a la PGJE como al defensor para agravios y, así el expediente sea turnado a los magistrados de dicha sala, integrada por Fernando Guzmán Calvo, Hugo Montero Domínguez y Julio Patiño.
    De acuerdo con el magistrado presidente del TSJE,  la titular del juzgado primero del puerto de Veracruz, Beatriz Rivera, fue quien dictó la sentencia sobre el caso del sacerdote.
          Añadió: “Fue una sentencia absolutoria y otra condenatoria. En este último caso, es una sanción de cinco años que alcanza fianza”.
    Madruga Picazo negó que las autoridades judiciales hayan sido presionadas para dejar libre al sacerdote, que desde el año pasado fue encarcelado.
          “No hubo presión; no hubo ninguna influencia externa para presionar al juez para que su sentencia se fuera en un sentido u otro”, afirmó, al insistir que los jueces “no reciben ningún tipo de presiones políticas” ni del gobierno estatal para emitir sus resolutivos.
         El 4 de marzo pasado, la juez Rivera Hernández negó que le haya otorgado auto de libertad al sacerdote Sandoval González, de 70 años de edad, por el delito de violación equiparada. Dijo que lo absolvió la Sala Superior de Justicia del TSJE.
          Pese a que el TSJE dictó el auto de libertad a favor del sacerdote conocido como “Padre Chuchín”  por falta de elementos en torno al delito de violación contra dos menores de edad, la funcionaria judicial subrayó que continuaba preso por el delito de abuso erótico sexual equiparado, considerado como grave, que no alcanza derecho a fianza.
           De acuerdo con la causa penal 03/2009, el sacerdote era presunto responsable del delito de violación en agravio de dos menores de edad. Sin embargo, los magistrados de la Sala Superior no encontraron “elementos suficientes” en su contra y ordenaron su libertad, se quejó la funcionaria.
         En esa fecha, la juez aclaró que todavía faltaba por resolver la causa penal 29/2009, iniciada a partir de la denuncia penal presentada por el área jurídica del DIF Municipal de Boca del Río contra el sacerdote católico, como responsable del delito de abuso erótico sexual, y una vez que dicte sentencia, tendrá que enviarlo para su revisión al TSJE.