Allanan oficinas de la revista Contralínea en el DF

lunes, 12 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 12 de abril (apro).- El director de la revista Contralínea, Miguel Badillo Cruz, interpuso una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) por el allanamiento de sus oficinas, ubicadas en avenida Balderas.
De acuerdo con información difundida por el medio periodístico, los autores de allanamiento, “violentaron las puertas de acceso de todas las oficinas del área editorial y administrativa, sustrajeron documentación contable y expedientes periodísticos, equipo de cómputo, celulares, chequeras y diversos objetos de valor, así como actas constitutivas e información contable de la empresa, así como expedientes confidenciales de investigaciones periodísticas que maneja la publicación”.
Contralínea, su director Miguel Badillo y la periodista Ana Lilia Pérez han denunciado que son víctimas de acoso judicial por parte del empresario gasero Jesús Alonso Zaragoza López, quien encabeza el Grupo Zaragoza.
Esta situación se agudizó cuando Pérez publicó en la revista los contratos que el fallecido secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, firmó con Petróleos Mexicanos (Pemex) cuando era funcionario de la Secretaría de Energía (SE), encabezada entonces por Felipe Calderón.
Después de una serie de reportajes firmados por Pérez que publicó Contralínea, Zaragoza López emprendió seis litigios por daño moral a través de varias empresas del corporativo, además de una demanda penal ante la Procuraduría General de la República (PGR) en contra de Pérez y Badillo por presunta falsificación de sus propias firmas en un recurso de amparo.
Por el acoso judicial y la discriminación de Pemex en la contratación de espacios publicitarios, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 57/2009 dirigida al magistrado Celso Rodríguez González, presidente del Supremo Tribunal de Justicia del estado de Jalisco, y a Juan José Suárez Coppel, director general de Pemex.
En entrevista, Ana Lilia Pérez resaltó que desde el año pasado, no se había registrado actos de agresión contra la revista y los periodistas.
“A los litigios que todavía continúan se suma una insólita demanda de amparo que interpuso el Grupo Zaragoza contra la recomendación de la CNDH”, apuntó la reportera.
El, agregó, “no es que los empresarios hayan interpuesto el amparo, sino que el Juzgado Segundo de Distrito en materia Administrativa, en Guadalajara, Jalisco, diera entrada al juicio, cuando no hay materia, pues la CNDH no es autoridad que tenga funciones ejecutivas; es más, Pemex rechazó la recomendación”.
Apuntó que Jesús Alonso Zaragoza López inició el juicio contra la CNDH, cuando “ni siquiera está dirigida a él la recomendación”.
En un comunicado, Contralínea señaló que los periodistas de esta revista “temen por su integridad y su vida, por lo que exigen al gobierno federal de Felipe Calderón Hinojosa y a la administración local de Marcelo Ebrard Casaubón, el esclarecimiento de estos hechos violentos (el allanamiento, acoso y amenazas) así como la sanción a los responsables”.

Comentarios