Se queja Peña Nieto de politización del caso Paulette

lunes, 12 de abril de 2010

MÉXICO, DF, 12 de abril (apro).- El gobernador mexiquense, Enrique Peña Nieto, denunció hoy que grupos de poder buscan “ganar ventaja política” del caso de la menor Paulette Gebara Farah.
En el tema, sostuvo el mandatario estatal priista, se presenta “una demanda legítima de la sociedad por conocer qué ha ocurrido y, por otro lado, vemos aquellos intereses políticos por querer valerse de este asunto para encontrar descalificación y querer ganar ventaja política”.
Por esa razón, hizo un llamado para que se dé un voto de confianza a la labor que lleva a cabo la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) en la investigación del caso.
Argumentó que, en las indagatorias, la PGJE lleva a cabo las acciones legales pertinentes, aunque advirtió que no habrá conclusiones apresuradas derivadas de presiones externas.
“Hay que apelar a la confianza en la institución para que deje claro, como hasta ahora me parece lo ha señalado, a pesar de los dimes y diretes o señalamientos”, atajó Peña Nieto.
Sin embargo, luego de los primeros avances en la investigación por la desaparición y posterior hallazgo del cuerpo sin vida de la pequeña de 4 años se han evidenciado diversas irregularidades en la actuación de la PGJEM.
Entre ellas, destacan la omisión en resguardar la habitación de la menor donde se le vio por última vez, la ausencia de revisión íntegra de ese espacio y hasta la declaración del procurador Alberto Bazbaz, quien sostuvo que se trató de “un homicidio” e incluso señaló a la mamá de Paulette, Lisette Farah, como única indiciada.
Pese a ello, Peña Nieto dio este lunes un espaldarazo a Bazbaz y la labor que lleva a cabo la PGJEM en tono al caso Paulette:
“Lo que espera el gobernador es una actuación puntual, cuidada, escrupulosa de la Procuraduría del estado; he demandado del procurador que en este caso como en todos se actúe con toda la transparencia, con toda la honestidad y que la actuación de la Procuraduría esté debidamente sustentada y sea conocida por la sociedad”.
El gobernador advirtió que “estamos en el camino de conocer qué deriva y qué resulta de todos los trabajos de investigación que ha hecho la Procuraduría, y (éstos) no pueden estar sujeto a los ritmos y tiempos que se le pretenden imponer por fuera”.
Mientras, los niños del kínder “Kri Kri”, al que asistía Paulette, en una breve ceremonia llevada a cabo este lunes le dieron el último adiós con globos blancos y una oración.
La directora del colegio, Carmen Valles, encabezó la ceremonia y comentó que era la forma en que todos los pequeños despedían a su compañera de clases: “Es una pequeña ceremonia para despedir a Paulette soltando globos blancos y explicándoles a los pequeños que Paulette ahora es un ángel que está en el cielo”.
En tanto, trascendió hoy que los padres de la menor, Mauricio Gebara y Lisette Farah, no acudieron la tarde del domingo a una cita de la PGJEM para llevar a cabo una nueva reconstrucción de hechos en el departamento de la familia en Interlomas.
Según fuentes de la dependencia, las cuatro personas que estuvieron en el domicilio la noche del 21 de marzo pasado, cuando desapareció Paulette, fueron convocadas para una nueva reconstrucción de hechos, pero sólo se presentaron las nanas Erika y Martha Casimiro.
“Las nanas llegaron junto con su abogado como a las siete de la noche y estuvieron en el interior del edificio como unas dos horas, pero los papás de la niña no se presentaron; se supone que debían estar las cuatro personas”, comentó personal de la PGJEM.
Ante la ausencia de los padres, las autoridades decidieron interrogar nuevamente a las empleadas domésticas de la familia Gebara Farah.
Pasadas las nueve de la noche del domingo, las hermanas Casimiro Cesáreo pudieron retirarse del inmueble ubicado en Porto Vita 2, en Interlomas.

mav
-fin de texto-

EOF

Comentarios