La guerra contra el narco "es de todos": Gómez Mont

martes, 13 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 13 de abril (apro).- Al rechazar que la “guerra” contra el narcotráfico sea sólo de Felipe Calderón porque él la declaró, el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, advirtió hoy que en ésta ningún gobernante puede “hacerse el tonto” y todos están obligados a hacerla suya.

En respuesta a la crítica del gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, quien aseguró que la “guerra” contra el crimen organizado es sólo de Calderón, Gómez Mont respondió:

“No le acepto que ésta sea la guerra o la lucha de una persona. Es el deber ineludible del Estado frente a la gente. No hay espacio para voltear la mirada ni para hacerse el tonto. Aquí todos le tenemos que entrar.”

El funcionario dijo que no es con recriminaciones mutuas como se responderá a la exigencia de la sociedad a la seguridad, y preguntó: “¿Qué creen que dejando contener, dejando andar a los sicarios, a los asesinos, a los secuestradores, a los extorsionadores, van a estar respetando a la gente?”

En conferencia de prensa, Gómez Mont negó también que los generales del Ejército se hayan insubordinado y se rechacen la “guerra” de Calderón, como reveló ayer el secretario de Defensa Nacional, Guillermo Galván, en la reunión del Gabinete de Seguridad con senadores.

El funcionario aseguró que las fuerzas armadas están subordinadas a sus líneas de mando y obedecen institucionalmente a Calderón: “Todos los miembros del Ejército están subordinados al mando del presidente de la República y todos cumplen lealmente las instrucciones que reciben de su comandante supremo.”

Según él, “en el Ejército se hacen todos los días sacrificios para proteger a la gente y eso obliga a que seamos sensibles a sus necesidades. Todos los generales de las Fuerzas Armadas están subordinados a sus líneas de mando y todos, institucionalmente, obedecen al presidente de la República”.

En otro tema, Gómez Mont celebró las iniciativas que se han presentado en materia de telecomunicaciones, radio y televisión; y planteó un debate en el que todas las voces sean escuchadas:

“Les pedimos a las televisoras, a las compañías telefónicas, a los políticos, a los analistas, a los radiodifusores: presenten sus preocupaciones y ordenemos un debate que no tiene que tener como final ni fast tracks ni albazos.”

Inclusive, el funcionario respondió a las críticas del cantante español Joaquín Sabina, quien calificó a Calderón de “muy ingenuo, por decirlo de buena manera”, al declarar la lucha contra el crimen organizado. Gómez Mont se dijo respetuoso de las críticas vertidas por Sabina, por ser un tema universal.

“Yo sé que el presidente Calderón tiene especial gusto por la música de don Joaquín Sabina y que se encontrarán, y ahí se dirá lo suyo, como español, lo veo como hermano y es bienvenido a México”, dijo el funcionario, quien rechazó que se pueda sancionar al artista por sus expresiones críticas.

“Los temas de la seguridad y de la legalización, todos son temas universales. Se puede hacer un cuestionamiento en ese sentido sin verlo como una intromisión. El señor no está jugando para ser candidato ni quiere ser líder de nada, es una opinión. ¿Por qué no vamos siendo un poco más tolerantes entre todos y asumimos que vivimos en un mundo global? No espere de mí, con lo que yo conozco, una actitud revanchista o acomplejada frente a los dichos del señor Sabina.”