Chocan sicarios y militares en Tamaulipas; dos muertos por bando

miércoles, 14 de abril de 2010

MONTERREY, NL, 14 de abril (apro).- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que cuatro personas, entre ellas dos militares, perdieron la vida durante un enfrentamiento con sicarios que se registró ayer en las cercanías del poblado de Comales, municipio de Camargo, Tamaulipas.
Cabe recordar que habitantes de Comales y Camargo habían enviado, desde el lunes anterior, mensajes electrónicos para pedir la presencia de militares y marinos que los protegieran de los grupos delictivos que se encuentran en esa región fronteriza y que tenían prácticamente “secuestrada” a la población.
Denunciaron que, luego de un enfrentamiento entre presuntos sicarios del cártel del Golfo y de Los Zetas, ocurrido la madrugada del lunes en Camargo, al menos una decena de casas y negocios fueron quemados.
En tanto que los habitantes de Comales, a 15 kilómetros de Camargo, aseguraron que Los Zetas estaban refugiados en ese lugar y que tenían controladas las entradas y salidas, por lo que escaseaban alimentos, gasolina, gas y otros servicios.
Estas versiones fueron rechazadas por el gobierno de Tamaulipas que, en su Sistema Estatal de Información Oportuna, ha mantenido todo este tiempo al municipio de Camargo “sin novedad”.
Fue hasta esta mañana, dos días después de sus constantes llamadas de auxilio, que los pobladores de esos lugares comunicaron, casi con júbilo, que habían arribado convoyes de soldados a ambas poblaciones.
Pero un boletín emitido por la Comandancia de la IV Región Militar pone en claro las circunstancias en que se dio la llegada de los militares a esas ciudades.
El comunicado explica que un “puesto de control militar móvil” patrullaba las inmediaciones del municipio nuevoleonense de Doctor Coss, cuando se percató de la presencia de individuos en un convoy de seis camionetas en actitud sospechosa.
Los presuntos sicarios, “al observar la presencia del personal militar, emprendieron su huida, por lo que se procedió a su persecución y, a la altura del poblado de Comales, Tamaulipas, las camionetas ingresaron al rancho Los Martínez, agrediendo con disparos de armas de fuego al personal militar”, refiere el boletín.
Agrega que por estar ese rancho cercado, el personal militar descendió de sus vehículos y repelió la agresión.
Como resultado de este enfrentamiento, dos presuntos delincuentes, aún no identificados, resultaron muertos, así como dos elementos de tropa.
Otros tres soldados fueron heridos, por lo que requirieron traslado vía aérea al Hospital Militar Regional para su atención médica.
El comunicado agrega que, en el momento del enfrentamiento, varios integrantes de la delincuencia organizada resultaron heridos, “los cuales fueron evacuados por los demás agresores en distintos vehículos”.
El hecho obligó al despliegue de unos 200 efectivos militares y dos helicópteros para la localización de los integrantes de la delincuencia organizada que lograron huir del área del enfrentamiento.
Además, la Sedena invita a la población de Tamaulipas y Nuevo León a denunciar de manera anónima la posible ubicación de las personas que participaron en este enfrentamiento.
“Hospitales, clínicas, instalaciones médicas u otros lugares que en las últimas 24 horas hayan observado que ingresaron personas del sexo masculino con heridas de bala o vehículos abandonados con impactos de bala y/o manchas de sangre”, precisa el boletín.

Comentarios