Niegan amparo a socios de guardería ABC; pagan fianza o van a la cárcel

miércoles, 14 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 14 abril (apro).- Un tribunal unitario negó el amparo a los cuatro socios propietarios de la guardería ABC, de Hermosillo, Sonora, entre los que figura un familiar de Margarita Zavala, esposa del presidente Felipe Calderón, por lo que tendrán que pagar una fianza de dos millones de pesos cada uno para evitar la cárcel, luego de que las autoridades federales detectaron una serie de irregularidades en la estancia infantil que provocaron el incendio en el que murieron 45 bebés.
    Esta es la primera ocasión desde que ocurrió el siniestro, el 5 de junio de 2009, en que se les niega un amparo a los cuatro socios propietarios, por lo que serán formalmente procesados, informó el abogado de 17 padres de familia que perdieron a sus bebés en el incendio, Lorenzo Ramos Félix.
    El abogado reiteró que los socios propietarios de la guardería ABC, que operaba bajo el esquema de subrogación por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), recibieron la negativa la noche del martes.
    Explicó que la víspera se publicó que el Quinto Tribunal Unitario de Circuito la negativa de amparo a Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella, una de las propietarias de la estancia infantil que se incendió, quien, además, es prima hermana de Margarita Zavala, esposa del presidente Felipe Calderón.
Asimismo, a Sandra Lucía Téllez, Gildardo Urquídez Serrano y Antonio Salido Suárez, los otros socios.
“La negativa del amparo es para todos, pero en realidad a todos ya se les señaló una caución. Si no lo hacen, se tienen que internar en el Cereso. Se les notificó el lunes y tienen hasta el jueves”, advirtió el abogado.
Explicó que una vez pagada la fianza, los propietarios tendrán que cumplir varios requisitos para obtener su libertad provisional, como firmar cada semana en el libro de control de procesados. Además, tampoco podrán ausentarse de Hermosillo sin autorización del juez Primero de Distrito, y tendrán que comparecer cada vez que sean requeridos.