Secretaría de Salud en desacuerdo con ejercicio obligatorio en las escuelas

miércoles, 14 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 14 de abril (apro).- El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Mauricio Hernández, manifestó hoy su inconformidad por las reformas a la Ley General de Salud aprobadas ayer en la Cámara de Diputados, particularmente con la obligatoriedad de realizar 30 minutos de ejercicio durante clases.
En conferencia de prensa, el funcionario sostuvo que dicha exigencia impactará irremediablemente en la instrucción de los menores.
    Hernández recordó que la jornada escolar es de sólo cuatro horas y media, y añadió que con la media hora de ejercicio, los maestros ocuparían de 10 a 15% de la jornada escolar, lo cual, agregó, es preocupante porque podría perjudicar la calidad educativa.
    “Se aprobó la ley antiobesidad, es muy buena noticia, pero estamos preocupados porque una ley que exige a la Secretaría de Educación  Pública tener 30 minutos de ejercicio en una jornada escolar de cuatro horas y media puede no ser realizable o cumplible”, puntualizó.
    De acuerdo con el funcionario de la Secretaría de Salud (Ssa), el tiempo que los niños están en la escuela es realmente corto, y la jornada no se puede ampliar porque hay colegios que tienen turno matutino y vespertino, además de que también implica un problema salarial porque aumentarían las horas de trabajo de los maestros.  
En lo que se refiere al tema de la comida “chatarra”, Mauricio Hernández informó que se darán lineamientos para definir la calidad nutricional de los alimentos.  
Sin embargo, dijo, serán definiciones muy técnicas dirigidas a la industria alimentaria para establecer qué es lo que se podrá vender en las cooperativas escolares, aunque el término “chatarra” posiblemente no se incluirá.  
Asimismo, explicó que también se darán recomendaciones para los cocineros de las escuelas y quienes preparen los alimentos de los niños, a fin de que sepan cómo elaborarlos de manera nutritiva.
Según el funcionario de Salud, todas las recomendaciones y lineamientos técnicos se han hecho con el apoyo científico de expertos en nutrición y médicos.