Gabino Palomares y el Bicentenario

domingo, 18 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 14 de abril (apro).- El cantante y compositor mexicano Gabino Palomares ha estrenado dos discos compactos: México a través de su canto, en el que recopila canciones de varias épocas en las luchas del pueblo, y Gabino Palomares interpreta a Chava Flores, con varias melodías del cronista de la Ciudad de México.

El primero, de Pentagrama, ofrece letras de las etapas más importantes de México, según Palomares, nacido en San Luis Potosí.

“Desde La maldición de Malinche, para hablar de la época prehispánica, pasando por la conquista, hasta nuestro días. Incluyo dos canciones de la independencia, una sobre José María Morelos y otra sobre Migue Hidalgo y Costilla. También metí una parte que me parece muy importante en la historia de México: la Reforma, con la canción Adiós mamá Carlota, una recopilación que hizo Vicente Riva Palacio.

“Compuse hace tiempo una canción que se llama Los mochos, quienes en la Reforma eran una caricatura de los conservadores. Y esta letra la retomé cuando el gobierno de Vicente Fox intenta devolverle los privilegios a la Iglesia. Hago una crítica a estos personajes.”

--¿Cómo encontró esas composiciones de Morelos e Hidalgo?

--El también cantautor Óscar Chávez y yo desde hace tiempo que realizamos el trabajo de recopilar canciones históricas. Yo tengo una gran cantidad de material.

Palomares acentúa que en México a través de su canto, de manera permanente se refiere a una época y se regresa al presente “en el sentido de que no hay cambios, incluso los logros históricos los están desechando, como el petróleo, que también retomo en una melodía”.

Y en el álbum también está presente la Revolución mexicana. “Existe una canción sobre la muerte de Emiliano Zapata y otra donde refiero que la Revolución se hizo porque los campesinos se estaban muriendo de hambre, igual que ahora. Basta con ir a la provincia. Además, está el tópico del movimiento estudiantil de 1968.”

México a través de su canto, dice Palomares, va dirigido a los maestros que imparten la clase de historia de México.

“Con este CD se fomenta la lectura crítica y no se quedan sólo con la visión de los libros de texto, cuyo contenido, como sabemos, está en entredicho. Hay una manipulación tremenda en los libros de texto. Con los panistas, La maldición de Malinche está allí. Tenemos sangre española, pero quieren borrar la sangre india, y eso es imposible.

“Las omisiones en el libro de texto no es nada casual. Todo es parte de un macabro plan para odiar lo indígena y estemos más livianos para la colonización, pero los espacios para denunciar esto son cada vez más limitados.”

Y aclara que la lucha del pueblo de México no se plasma sólo en el Bicentenario de la Independencia ni en el Centenario de la Revolución.

“Me inquieta mucho que este bicentenario se vaya a quedar sólo en una fiesta tipo Televisa. Todo apunta que vamos para allá. Mejor deberíamos de aprovechar esta efemérides para profundizar en estas dos etapas y cuestionarnos qué tanto los ideales de los héroes que murieron en esas etapas fueron logrados y qué falta por hacer.”

Enfatiza con enojo: “No hay mucho que celebrar, sino reflexionar y cosas por hacer.”

En el disco se abordan el terremoto de 1985 en la Ciudad de México, el movimiento zapatista en Chiapas y la situación de la izquierda en el país.

--¿Es complicado combinar el pasado y el presente en un disco musical?

--Sigo siendo un juglar, no en el sentido metafórico, sino de andar cantando de mercado en mercado. Casi tengo 40 años interpretando, no siempre en las mejores condiciones, casi siempre en situaciones muy precarias, aunque sí con el mismo espíritu de andar averiguando y comunicándome con la gente.

“Ha sido una tarea muy difícil, porque aunque el PRD ha tomado muchas posiciones, los artistas de izquierda no tenemos ningún apoyo por justamente esta falta de ideales, y los gobiernos se han convertido en lo mismo. Entonces se van por lo fácil, por lo comercial, y nosotros no somos tomados en cuenta.”

 

“Chava” Flores

 

El disco Gabino Palomares interpreta a Chava Flores, también de Pentagrama, surge porque el cantante le debía un homenaje al autor de ¿A que le tiras cuando sueñas mexicano?

Chava Flores fue un amigo mío, conviví mucho con él en sus últimos años de vida, en la mejor etapa de él, donde se reconoció su talento y aportación a la cultura mexicana, tanto por el público como por los organismos de cultura. Yo había hecho antes un disco que me había pedido la hija de Chava, Eugenia Flores, pero me quedó muy mal. Lo retiré y pasaron muchos años. Y ahora este trabajo quedó bastante bien.”

Recuerda que un año después de que murió Chava Flores comenzó a interpretar sus melodías y es un extraordinario recurso en sus conciertos. “Me funciona mucho”, agrega.

Las letras del CD son las que canta normalmente: Voy en el Metro, Peso sobre peso, El gato viudo, La desdichada Elvira, ¿A que le tiras cuando sueñas mexicano?, Cerró sus ojitos Cleto, Ingrata pérjida, El retrato de Manuela, La puerca, Herculano, La interesada, La taquiza y Sábado Distrito Federal.

“También, junto con el Metro, pensamos efectuar una edición especial de este álbum”.

El verdadero nombre de Chava Flores era Salvador Flores Rivera. Nació en el barrio de la Merced el 14 de enero de 1920 y falleció en el Distrito Federal el 5 de agosto de 1987. Sus canciones reflejan un profundo conocimiento del folclor de la Ciudad de México a mediados del siglo XX.

Ante la mala situación de México a 200 años de la Independencia y cien de la Revolución, interpretar a Chava Flores, dice Palomares, es una meditación sobre el país.

“Es que el compositor tuvo la gran virtud de retratarnos a los mexicanos tal y como somos, porque a pesar de que escribió esas melodías hace muchos años, somos exactamente igual.

“Sus canciones tienen que ver con nuestra identidad. Sentirnos orgullosos de ser mexicanos nos da un antivirus contra la penetración  extrajera. Los valores, los rasgos culturales que se ofrecen en la televisión es que el ser mexicano es vivir como gringo; nuestras tradiciones, nuestra forma de ser está dando cada vez más vergüenza a los muchachos. Chava nos regresa a crecer a partir de lo que somos, no de lo que no somos.

“En la medida que nos reconozcamos y queramos como somos, vamos a poder avanzar por un terreno para poder ser mexicanos y no gringos. Me preocupa que no encuentro lo mexicano.”

Y con respecto del bicentenario de la Independencia se pregunta: “¿Cuál independencia?”, y anexa: “La colonización sigue siendo una lacra en nuestra sociedad. Estamos siendo permanentemente colonizados y no ha llegado el que nos salve ahora, porque el control de la colonización sigue cabalgando por este país.”

Para Palomares, los dos discos no son novedosos porque es algo que ha realizado todo el tiempo, desde hace cuatro décadas.

--Los grandes escenarios y los medios de comunicación están vetados para usted, ¿no?

--En alguna época de este movimiento de la Nueva Canción, que así se llamó, se abrieron los medios de comunicación para los que interpretaban boleros, a mí se me pidió que cantara boleros y luego mis canciones, y nunca quise, siempre dije: canto lo que canto o  no canto. Para mí ha sido muy difícil, pero me siento muy satisfecho del trabajo que he hecho todos estos años, porque me conoce mucho más gente de la que yo mismo creo.”

Se ha mantenido “por terco”, dice. Y acentúa: “Lo que creo es verdad, no es ninguna pose. Así pienso y así hago todo, porque creo que un México sin corrupción, sin violencia y con dignidad es posible, a pesar de que todo está en contra.”

 

ap/

--FIN DE NOTA--

/v/v