Exigen a la Sedena presentar con vida a tres personas detenidas en Chihuahua

viernes, 2 de abril de 2010

MEXICO, D.F., 2 de abril (apro).- Organizaciones no gubernamentales del estado de Chihuahua exigieron a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) la presentación con vida de tres personas que fueron detenidas a fines de diciembre del año pasado por elementos del Ejército en el municipio de Buenaventura.
El diputado local del PRD, Víctor Quintana, comentó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) está al tanto del asunto e incluso ya emitió un pronunciamiento al respecto.
"La Comisión Interamericana solicitó al gobierno mexicano informes sobre el paradero de la familia Alvarado, su estado de salud y la situación en la que se encuentran. Ponen a disposición de militares correo electrónico para que envíen información a ong sobre violaciones a derechos humanos y sobre el paradero de los Alvarado".
           Quintana refirió que el pasado 29 de diciembre, alrededor de las 20:00 horas, 10 militares, quienes portaban rifles de alto poder, detuvieron por la fuerza a José Ángel Alvarado Herrera y a su prima Nitza Paola Alvarado Espinoza, luego de lo cual acudieron al domicilio de Rocío Irene Alvarado Reyes, en Buenaventura, Chihuahua, a la que también se llevaron sin presentar orden judicial”.
          Añadió que, hasta ahora, los tres miembros de la familia permanecen desaparecidos.
           Afirmó: "Días después, la Secretaría de la Defensa Nacional negó que elementos militares hubieran participado en el operativo. Sin embargo, existen pruebas contundentes que involucran a los miembros del Ejército en la desaparición forzada de la familia Alvarado".
          Dijo que "la camioneta en la que viajaban Nitza y José Ángel al momento de su detención, una pick up GMC, modelo 2001, con placas ZTR 9367, fue incautada por el Ejército, que la puso a disposición en la Agencia Estatal de Investigaciones ubicada en Casas Grandes, donde permaneció varias semanas, según consta en la investigación número 5326-000124/2009".
            Añadió que, el pasado 16 de febrero, la camioneta fue devuelta a los familiares de los Alvarado, pero la Sedena, aseguró, se negó a informar sobre el paradero de sus ocupantes.
           Además, Quintana dijo que las declaraciones de testigos y familiares de las víctimas ante las procuradurías de esa entidad y la General de la República, así como las declaraciones de dos agentes del Ministerio Públicos, confirman que fueron detenidos por militares.

Comentarios