Sangriento viernes santo: 15 ejecutados en tres estados

viernes, 2 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 2 de abril (apro).- La violencia ligada al crimen organizado en Morelos, Tamaulipas y Baja California, cobró la vida de al menos 15 personas, cuatro de estas decapitadas.
    En el estado Morelos, cuatro presuntos sicarios fueron encontrados encobijados y decapitados en el interior de una camioneta Honda CRV gris con placas del Distrito Federal, en el poblado de Ocotepec, la madrugada del Jueves Santo.
El hecho se produjo 48 horas después del hallazgo de cuatro sujetos decapitados en la colonia El Polvorín y de dos más ejecutados en una casa del poblado de Ahuatepec,
Las autoridades policiales recibieron una llamada anónima poco después de las 2:00 horas de ayer, que reportaba la existencia de una camioneta placas 875-VTZ del Distrito Federal, en la  esquina que forman las calles Morelos y Cuauhtémoc del poblado de Ocotepec, con las ventanillas abiertas, las llaves pegadas y el estéreo encendido.
    En la parte trasera de la camioneta las autoridades policiales encontraron cuatro cuerpos encobijados y unas bolsas de plástico color negro.
Los investigadores de la PGJ precisaron que la camioneta presentaba en la parte trasera derecha varios impactos de bala y que las víctimas eran jóvenes que habían sido decapitados, presumiblemente, por ser delincuentes de una célula criminal rival a la de sus verdugos.
Posteriormente, las autoridades policiales del estado de Morelos reportaron que dos personas fueron ejecutadas la noche del jueves a bordo de un automóvil tipo Bora gris, sin placas, en el corazón de la capital morelense por varios sujetos que se dieron a la fuga.
El atentado, registrado a escasos metros del Zócalo de Cuernavaca, se produjo poco después de las 22:43 horas cuando un vehículo Volkswagen, tipo Bora, color gris, sin placas circulaba por la calle de Miguel Hidalgo, en el Centro de la ciudad, con el volumen del estéreo alto.
Cuando la unidad se acercaba a la calle de Galeana, frente a la Plazuela del Zacate, fue atacada por los tripulantes de una camioneta tipo Honda, color negro, placas del Distrito Federal con armas tipo AK-47.
En el interior del vehículo Bora quedaron los cuerpos sin vida de un hombre y una mujer, que hasta el momento no habían sido identificados.
Tras el ataque, los sicarios huyeron con rumbo a la colonia Lomas de Atzingo y en la calle Subida a Chalma se toparon con los tripulantes de la patrulla 2883 de la Secretaría de Protección y Vialidad, contra quienes dispararon e hirieron a sus dos tripulantes. Éstos fueron identificados como Daniel Alvear Córdoba y Mauricio Cedillo.
Por otra parte, en Tamaulipas, cinco presuntos sicarios perdieron la vida durante un enfrentamiento con miembros del Ejército Mexicano.
    Las autoridades policiales informaron que el tiroteo entre militares y un grupo de hombres armados se registró en la Colonia Lomas de Jarachina Sur, cerca de la salida a Monterrey.
    Hasta el momento no se ha informado si hubo bajas entre los elementos del Ejército.
    En Baja California, tres individuos fueron ejecutados la madrugada de hoy con múltiples disparos de armas largas, según informó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ).
Dos de las víctimas tenían entre 30 y 35 años, y otro de 35 a 40. Ninguno ha sido identificado.
Los hechos se registraron la madrugada de este viernes en el fraccionamiento La Joya, delegación San Antonio de los Buenos.
La  PGJ informó que dos de los cuerpos se hallaron en un lote baldío y el tercero estaba en un domicilio marcado con el número 26.
En el lugar se encontraron tres casquillos calibre .9 milímetros; 22 calibre .223 y 49 calibre 7.62 x 39 de armas largas.
Apenas un día antes, el subprocurador contra la Delincuencia Organizada, Fermín Gómez Gómez, había reconocido que el resurgimiento de ejecuciones podría deberse a una posible pugna entre bandas criminales.  
Incluso, dijo que hasta marzo se habían registrado 242 homicidios, de los cuales 120 ocurrieron en enero; 63 en febrero y 59 en el último mes.
En el estado de Guerrero, el campesino Ciriaco Sierra Mejía, de 25 años de edad fue muerto de un balazo en el pecho, en la comunidad de Totomixtlahuaca, en el municipio de Tlacoapa, en la región de la Montaña, informó la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado.
En un comunicado, la SSPC, señala que Sierra Mejía se encontraba ingiriendo bebidas alcohólicas con otro individuo, con quien al parecer tuvo una discusión y éste le disparó un tiro.
El cuerpo del campesino fue recogido por sus familiares, en tanto el individuo que le dio muerte, se dio a la fuga.

Comentarios