Llegan a Cancún familiares de Mónica Burgos; aportan pruebas a la PGJE

miércoles, 21 de abril de 2010

CANCUN, Q. Roo, 21 de abril (apro).- Familiares de Mónica Burgos, la esposa del productor de series de la televisión estadunidense, Bruce Beresford-Redman, asesinada hace dos semanas en un exclusivo hotel de esta ciudad, entregaron a la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) documentos personales de la occisa para demostrar los presuntos conflictos entre la pareja.
     El subprocurador de Justicia en la zona norte de la entidad, Rodolfo García Pliego, recibió en sus oficinas a Ely y Jeane Burgos, madre y hermana de Mónica, quienes llegaron anoche a esta ciudad para recuperar sus restos y conocer los avances de las indagatorias del crimen, en las que aún se tiene como único sospechoso a Beresford-Redman.
        Las mujeres, de origen brasileño, se presentaron a las 20:10 horas de anoche en la subprocuraduría acompañadas de su abogado, Alejandro Ledezma, y personal del consulado de Brasil, y se retiraron cuatro horas más tarde, después de haberse reunido con el subprocurador.
     El funcionario confirmó que, para colaborar con las pesquisas, durante la reunión las extranjeras entregaron a la fiscalía una serie de correos electrónicos que evidenciarían la conflictiva relación de la pareja. Estos documentos serán integrados al expediente.
     “Entregaron copias apostilladas de correos electrónicos, en los que, al parecer, se evidencia que entre la pareja había una situación de conflicto antes de viajar a Cancún”, comentó.
     García Pliego reveló que Beresford-Redman, cuyo pasaporte le fue retenido porque en su calidad de indiciado no puede abandonar el país, al parecer está en Mérida, Yucatán, ya que la autoridad aún no le ha requerido formalmente.
     “Sigue sin poder salir del país. Nosotros tenemos sus documentos, como el pasaporte, y no puede abandonar México”, afirmó.
     Originalmente, las dos mujeres tenían programada una reunión ayer por la tarde con el procurador de Justicia del estado, Francisco Alor Quesada. Y aunque llegaron a tiempo a Cancún, fueron retenidas varias horas en el aeropuerto, debido a que tuvieron algún problema con su documentación migratoria.    
    Sobre la entrega del cadáver, el funcionario dijo que se está a la espera de que la Procuraduría General de la República (PGR), a la que se pidió su colaboración para algunas pruebas forenses, lo libere.
     “La madre acreditó el parentesco con la víctima y solicitó formalmente la entrega del cuerpo, algo que no se había hecho hasta el momento, pero  falta que la PGR notifique que ya no necesita hacer más pruebas y nos permita entregar el cuerpo a los familiares”, explicó.
     En conferencia de prensa, García Pliego aceptó que la procuraduría recibió una misiva del Departamento de Justicia de Estados Unidos, donde se informa de la intervención de un agente del FBI en este caso, aunque aclaró que hasta ahora nadie se ha acreditado como tal.
     "Simplemente tenemos ese documento con la intención de darles una respuesta por escrito, que será informarles que, en términos de la ley, mientras no haya un interés legítimo de participación en la averiguación previa, estamos jurídicamente imposibilitados de permitir el acceso a una persona que no sea acreditada. Es el caso de esta persona; no sabemos de él más que el puro nombre", señaló.
     Añadió que, además, jurídicamente no es posible que el FBI coadyuve en las investigaciones, porque no tiene jurisdicción en México.
     "El FBI es una agencia importante pero en Estados Unidos, con competencia sólo en su país. Eso no impide que, si llega por los conductos debidos a través de la Secretaria de Relaciones Exteriores, le daremos la información correspondiente", indicó.
     Por su parte, Ely Burgos declaró a los medios que, debido a que se encuentra en el país con un permiso temporal, entregó a su hija Jeane un poder notarial para que la represente en caso de que los trámites para la recuperación del cuerpo de Mónica tarden más de cuatro días.
     “Espero regresar con mi hija para que la gente que la amó pueda despedirse de ella y tenerla cerca”, dijo, y manifestó su confianza en que las autoridades mexicanas hagan justicia en la muerte de su hija.
     Declinó opinar sobre su yerno, el productor de la serie Survivor de la cadena estadunidense CBS.

Comentarios