Piden diputados a la SRE condenar ley antimigrantes en Arizona

miércoles, 21 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 21 de abril (apro).- La Cámara de Diputados exhortó a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) a formular una protesta “diplomática” que condene la aprobación de la nueva ley antiinmigrante, que promulgó el pasado 19 de abril el estado de Arizona, Estados Unidos, ya que, afirmó, promueve acciones xenófobas en contra de los mexicanos y agrava los problemas de los migrantes.

          Ese día, el estado de Arizona emitió su legislación SB 1070, a través de la cual se autoriza a las policías de dicho estado a investigar, detener y arrestar a cualquier persona bajo la simple percepción que tenga de su aspecto físico y considere sospechosas de no contar con documentación migratoria bajo las normas de Estados Unidos.

    Al siguiente día, la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, que encabeza el priista Francisco Rojas, promovió el exhorto, el cual fue aprobado por unanimidad.

    De acuerdo con la argumentación de los legisladores, la nueva ley “agrava el problema del uso del perfil racial para el control policial y aumenta la preocupación acerca de la indebida detención no sólo de inmigrantes ilegales, sino también de ciudadanos y residentes legales”.

    El Congreso en pleno condenó la nueva legislación y aclaró que no sólo se podrán agravar las violaciones a los derechos humanos de los migrantes e inmigrantes, sino que además se afectará de manera fundamental a ciudadanos mexicanos.

    “La aprobación de esta ley, lejos de construir a atender el fenómeno de la migración ilegal desde una perspectiva amplia comprensiva que reconozca la diversa y compleja realidad económica, social y cultural, que la origina y que ha hecho de este tema uno de los más relevantes de la agenda bilateral entre México y Estados Unidos, favorece la formación de conductas xenófobas y represivas que agravan los problemas humanos más esenciales de los migrantes”, señaló.

    La Cámara de Diputados, además de malestar su inconformidad por la nueva ley antimigrante y demandar a la secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa, el envió de una nota diplomática como protesta, hizo “un atento y respetuoso” llamado a la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, para que, en uso de sus facultades, vete la nueva ley, “reconociendo con ello la presencia pacífica y las aportaciones económicas, sociales y culturales de los migrantes mexicanos en su territorio”.