Preso por narcomenudeo, liberan antes de tiempo a hermano del gobernador de Colima

miércoles, 21 de abril de 2010

COLIMA, Col., 21 de abril (apro).- Mes y medio antes de cumplir siete años preso en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de esta ciudad, anoche fue puesto en libertad Humberto Anguiano Moreno —hermano del gobernador del estado—, quien fue encarcelado acusado de vender drogas sintéticas al menudeo en el municipio de Armería.
Aunque su sentencia era de diez años de cárcel y concluiría en junio de 2013, Humberto Anguiano, conocido como La Rana, obtuvo antes su libertad gracias a las reformas legales del Senado y de la Cámara de Diputados en relación con las cantidades de drogas que puede portar una persona, aclaró hoy el gobernador Mario Anguiano.
“El problema de mi hermano era de adicción, más que de venta”, declaró Mario Anguiano, quien dijo que ante las nuevas disposiciones legales el abogado argumentó que no tenía por qué estar preso, por lo que presentó un recurso que le permitió salir libre.
--¿Usted intervino de alguna manera para que pudiera salir su hermano? —preguntó una reportera.
--No. Es un proceso legal, era un delito del fuero federal, no hubo una sola llamada de parte mía para algún funcionario, para pedirles que ayudaran.
“De hecho —abundó el gobernador— yo debo decirles que siguiendo el mismo procedimiento de defensa legal, salieron personas antes que mi hermano, y que cuando se vio el proceso legal que estaba aplicando para otras personas, entonces el abogado nuestro lo siguió.”
De acuerdo con un reportaje publicado el 1 de marzo de 2009 en la edición 1687 de Proceso, la Procuraduría General de Justicia de Colima recibió en agosto de 2002 una denuncia en el sentido de que en la casa ubicada en el número 24 de la calle Leonardo Jaramillo, en la colonia Independencia de Armería, Colima –propiedad de la familia Anguiano Moreno y utilizada como bodega– se vendían estupefacientes, tanto en el día como en la noche.
Días después, fueron detenidos algunos compradores que testificaron que Humberto Anguiano era su proveedor desde al menos un año antes. En marzo de 2003, fue cateado el domicilio por agentes de la Agencia Federal de Investigación (AFI), quienes encontraron tres bolsas de mariguana empaquetada para su venta, dos envoltorios con polvo de metanfetamina y uno de cocaína, así como instrumentos para el procesamiento de metanfetaminas.
Fue hasta el 3 de junio de ese año cuando fue detenido Humberto Anguiano —un mes antes de que su hermano Mario fuera electo diputado local por el PRI—, bajo la acusación de venta de metanfetaminas y posesión de mariguana, metanfetaminas y cocaína.
Sin embargo, el 17 de diciembre de 2004 a La Rana le fue dictada la sentencia mínima de diez años de prisión y 3 mil 830 pesos de multa por el Juzgado Segundo de Distrito en Colima, sólo por el delito contra la salud en la variante de venta de metanfetaminas, pues los otros cargos fueron desechados debido a que desestimó el valor probatorio del cateo, tras considerar que la orden fue obsequiada por una autoridad judicial del orden común, carente de competencia por razón del territorio.
Ya en septiembre de 2007, el entonces gobernador Silverio Cavazos Ceballos —quien apoyó abiertamente a Mario Anguiano en la búsqueda de la candidatura priista a jefe del Ejecutivo— intervino ante el gobierno federal, por medio del senador Rogelio Rueda Sánchez, para pedir la libertad anticipada de Humberto Anguiano. Pero no lo logró.
Después de que el martes Humberto Anguiano dejó la prisión, el gobernador se mostró “muy contento”, porque “Dios ha sido muy grande con nosotros”, e informó que se enteró del hecho una hora antes de la presentación del Plan Estatal de Desarrollo 2009-2015.
“Para nosotros el día de ayer (martes) era importante, por otras cosas, por el Plan Estatal, que era uno de los aspectos más relevantes, (y) una hora antes de que llegáramos… nos avisan que ya había logrado su libertad, y digo que esto viene a culminar, de verdad a mí en lo particular como persona y para la familia (es) un aspecto que nos llena de alegría. Hay ocasiones en que no encuentra uno las palabras para poder expresar estos sentimientos”, señalo el gobernador.
Mario Anguiano comentó que su hermano fue detenido “porque dos personas lo acusaron de que les había vendido droga y decían que a uno le habían vendido dosis de 50 pesos y otra de 200, y eso viene asentado en todo lo que es el expediente, la verdad yo traía una gran insatisfacción”.
Según Mario Anguiano, el caso de su hermano le dio “una idea muy clara” en el sentido de que “son muy pocas las familias del estado que se salvan de que alguno de sus miembros no estén con un problema de alguna adicción”, por lo que como diputado local decidió impulsar la Ley de Prevención, Tratamiento y Control de las Adicciones, y después como alcalde de Colima implementó un programa al respecto.

Comentarios