Urge Calderón al Senado dar certeza jurídica a la lucha antinarco

miércoles, 21 de abril de 2010

ANTÓN LIZARDO, Ver., 21 de abril (apro).- El presidente Felipe Calderón Hinojosa urgió al Senado de la República a aprobar su iniciativa de reforma a la Ley de Seguridad Nacional, para que las fuerzas armadas puedan cumplir con su deber de preservar la seguridad del país, “sin injustos e infundados reproches de ninguna índole”.
    Durante la ceremonia por el 96 aniversario de la defensa del puerto de Veracruz y de jura de bandera de los cadetes de la Heroica Escuela Naval Militar, el presidente señaló la urgencia de brindar mayor certeza jurídica a las acciones de las fuerzas armadas contra el crimen organizado.
    Luego de destacar la labor de la Armada de México, Calderón, defendió la iniciativa que envió al Senado de la República para modificar la Ley de Seguridad Nacional.
    “Se trata de brindar una mayor certeza jurídica a las acciones de nuestras mujeres y hombres de armas, y de hacer más eficaz su intervención, cuando las autoridades civiles lo requieran o no puedan, o incluso no quieran enfrentar ellas mismas a los criminales”, subrayó.    El presidente Calderón refrendó el compromiso “irrenunciable” del gobierno federal con quienes día tras día defienden y protegen a esta gran nación, “aun a costa de su propia vida”, ya que hoy el país libra una firme batalla contra un enemigo sin escrúpulos, “que atenta contra la seguridad, la tranquilidad y las libertades de los mexicanos”.
    Según Calderón, los problemas que vive México en esta materia van mucho más allá del tráfico ilícito de estupefacientes. “Nuestra batalla no es sólo, ni únicamente, y quizá ni principalmente contra el narcotráfico en sí; nuestra batalla es por la seguridad de las familias y contra el crimen organizado en cualquiera de sus modalidades”, subrayó.
    Es decir, explicó, esta batalla va desde la trata de personas, el secuestro de inmigrantes, la extorsión y el caso sobre la vida de los ciudadanos.
“Nuestra batalla es para que el gobierno, y solo el gobierno, reconocido constitucionalmente, en cualquiera de sus niveles, sea quien ejerza el monopolio de la fuerza.
    “Que la única ley que prevalezca entre los ciudadanos sea la que los congresos emitan en cumplimiento de sus normas constitucionales. Y que sólo haya una fuerza y una ley. Una que puede y debe haber en todo el territorio nacional, sin excepción”, agregó.
    Por su lado, el secretario de Marina, Francisco Saynez Mendoza, tras pedir a la sociedad participar en la lucha contra el crimen organizado “ya que no son tiempos de criticar”, sugirió hacer un ejercicio de reflexión y de conciencia colectiva “para reconocer errores y se identifiquen soluciones para actuar en consecuencia por el bien de la nación”.
    En ese evento, el almirante de la Marina aseguró estar convencido con la decisión del presidente Calderón de luchar contra la delincuencia organizada, aunque este es un deber que incluye la participación ciudadana mediante el repudio y la denuncia como una forma de resolver amenazas contra la prosperidad.  
    También consideró que en un sistema democrático la crítica siempre es bienvenida, “pero no es tiempo sólo de criticar, sino de proponer y de comprometerse; tampoco es tiempo de lamentos ni de aflicciones, sino de actuar conforme al compromiso que nos corresponde de hacer lo bueno y deshacer lo mano, de cooperar y de aportar”.

Comentarios