Emboscan a policías en Juárez; mueren seis y un adolescente

viernes, 23 de abril de 2010

MÉXICO, DF, 23 de abril (apro).- Al menos siete personas murieron, entre ellas cuatro policías federales y dos municipales, al ser emboscados este viernes por presuntos sicarios al sur de Ciudad Juárez, Chihuahua.
    El ataque se produjo poco después del mediodía en el distrito de Benito Juárez, en donde dos civiles resultaron gravemente lesionados y se teme por su vida. Los presuntos sicarios viajaban a bordo de tres vehículos al momento de interceptar a los agentes.
    Sin darles tiempo a reaccionar, los delincuentes abrieron fuego para acabar con la vida de cuatro agentes federales y una mujer policía municipal, que cayeron sin vida en el mismo lugar del tiroteo. Más tarde, otro uniformado falleció al llegar a un hospital.
Según versiones extraoficiales, se reporta la muerte de un joven de 17 años, que algunas fuentes identifican con un civil y otras con uno de los sicarios que participó en el ataque. Se presume que pueda haber más heridos.
    La emboscada se fraguó en una de las zonas más violentas de la ciudad fronteriza. Los policías patrullaban en dos vehículos, de pronto, una persona les pidió ayuda. Al detenerse, salieron más de una veintena de sicarios fuertemente armados que los atacaron a mansalva.
    Y aunque los agentes repelieron la agresión, fueron fácilmente sometidos. No obstante, se presume que uno de los atacantes perdió la vida en la balacera.
    La Secretaría de Seguridad Pública “no descarta que estas acciones sean una respuesta ante las contundentes detenciones realizadas por la Policía Federal en las últimas horas en Ciudad Juárez”.
La víspera, fueron detenidas ocho personas, entre éstas cinco menores de edad.
    Las autoridades localizaron dos de los vehículos usados en la emboscada y “continúan las labores de búsqueda de los probables responsables”.
    Como se recordará, la Policía Federal asumió el pasado 8 de abril las funciones de seguridad pública en Juárez, en sustitución del Ejército, con el apoyo de policías estatales y municipales. En la ciudad fronteriza fueron desplegados unos 5 mil uniformados de la Policía Federal Preventiva (PFP).
     Por otra parte, el comisionado de la PFP, Facundo Rosas Rosas, afirmó en conferencia de prensa este viernes que un total de 16 agentes federales han sido detenidos y uno más está prófugo de la justicia por conductas “irregulares”.
    Precisó que los primeros cuatro policías que fueron detenidos el pasado 12 de abril por los delitos de abuso de autoridad y robo, ya fueron declarados formalmente presos por el juez de la causa.
Reveló que diez agentes más fueron acusados de extorsión y allanamiento de morada, pero uno de ellos evadió la prisión, posiblemente con apoyo de tres de sus compañeros de la corporación.
    Derivado de esta evasión, a los tres agentes acusados de la fuga del preso, también ya les fue dictado el auto de formal prisión.
    Asimismo, Rosas Rosas informó que del total, hay nueve elementos que aún están a disposición del Ministerio Público Federal, en espera de que se venza el término para que se defina su situación jurídica.
    Los uniformados fueron acusados de delitos como extorsión y allanamiento de morada.
El comisionado de la Policía Federal sostuvo que aunque los resultados obtenidos hasta el momento “no son lo espectaculares que todos quisiéramos, son contundentes”.
    Destacó que en los primeros quince días de trabajo de la Policía Federal, a cargo de la seguridad pública de Juárez, se han logrado diversas detenciones y poco a poco se empieza a mermar en la operatividad de los grupos criminales.
    Dijo que los elementos de la corporación por ahora laboran en la revisión e inspección de vehículos, en patrullajes aéreos y terrestres por toda la ciudad y también en los trabajos de inteligencia, los cuales ya han posibilitado algunos arrestos.
    Adelantó incluso que los agentes que patrullen las calles trabajarán ya sin cubrirse el rostro, pues de esta manera la comunidad los identificará.
    “En caso que cometan alguna irregularidad, poderlos reconocer plenamente, ya que no se tolerará ningún tipo de abusos, pues los agentes llegaron para ayudar y servir a los ciudadanos”, apuntó el comisionado de la PFP.

Comentarios