Asesinan a cuatro internos en penal de Tamaulipas; dos eran mujeres

martes, 27 de abril de 2010

ALTAMIRA, Tamps., 27 de abril (apro).- Un supuesto motín registrado en la cárcel de esta ciudad, dejó como saldo cuatro internos muertos, dos de los cuales eran mujeres.
            Aunque el gobierno del estado reportó este incidente como un motín, fuentes policíacas aseguraron que en el reclusorio se desató una balacera por parte de un comando armado.
           Esta sería la tercera ocasión en los últimos meses que un comando armado ataca los penales de Tamaulipas. El pasado 25 de marzo, un grupo de sicarios rescató a 41 presos del penal de Matamoros, mientras que el 2 de abril, en una operación similar, fueron sacados del reclusorio de Reynosa otros 12 internos.
          En esta ocasión, de acuerdo con informes policíacos, un comando de sicarios llegó al penal para tratar de rescatar a un grupo de 11 presos que acaba de ser trasladado a ese reclusorio bajo un fuerte operativo militar. Esto derivó en un enfrentamiento, en el que participaron internos pertenecientes a grupos opuestos y custodios.   
           El Servicio de Información Oportuna del gobierno estatal informó que cerca de las tres de la madrugada se registró un “incidente” en el Centro de Ejecución de Sanciones, ubicado en Altamira, resultando dos lesionados por proyectil de arma de fuego.
          Por la mañana, esta misma fuente, señalaba que se habían encontrado adentro del reclusorio los cuerpos de cuatro personas muertas, dos de ellas mujeres.
          Vecinos del lugar aseguraron que se escucharon balazos en el penal, desde las 11 de la noche hasta esta madrugada.
          Antes, alrededor de las nueve de la noche, señalaron, en medio de un fuerte operativo, formado por al menos 15 vehículos militares, fueron trasladados de las instalaciones de la Policía Metropolitana hasta ese reclusorio, a 11 detenidos, que supuestamente pertenecen a un  grupo delictivo y que habían sido arrestados en la zona norte de Veracruz.
            Anoche también, vecinos reportaron por twitter que habían visto pasar una caravana de camionetas “sospechosas” por los alrededores de esa penal.
         Después de las 11 de la noche,  los cibernautas lanzaron alertas, en el sentido de que se escuchaba  una balacera en el penal.    
           Elementos del Ejército, Marina y Policía Federal llegaron a la zona para tratar de restablecer el orden y asumir la custodia del centro penitenciario.