CNDH exige reparar el daño causado a Teresa y Alberta

miércoles, 28 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 28 de abril (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) celebró la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que ordenó la “inmediata liberación” de las indígenas otomíes Alberta Alcántara y Teresa González, y exigió al gobierno mexicano reparar el daño causado a las dos mujeres.
    Mientras la Procuraduría General de la República (PGR) anunciaba que acataría de inmediato el fallo de de la Suprema Corte, la CNDH que encabeza Raúl Plascencia, afirmó que en el caso de las dos indígenas por fin se hizo justicia.
    Por medio de un comunicado, la CNDH aseguró que el fallo de la SCJN, “marca un precedente en la defensa de los derechos humanos”, por lo que expresó su satisfacción.
    El año pasado, la CNDH emitió la recomendación 47/2009 a la PGR, en la que le manifestó que no se habían encontrado elementos de juicio suficientes para demostrar los delitos que se les imputaban a las dos indígenas otomíes.
    Por la tarde, el vocero de la PGR, Ricardo Nájera Herrera, informó que la Procuraduría aceptó la decisión de la Primera Sala del Alto Tribunal de absolver a las dos mujeres otomíes del estado de Querétaro.
    Alberta Alcántara y Teresa González fueron condenadas a purgar una condena de 21 años de prisión, acusadas de secuestrar a seis elementos de la Agencia Federal de Investigación (AFI) en Santiago Mexquititlán, en el 2006, durante un operativo antipiratería.
    Fueron sentenciadas por los delitos de privación ilegal de la libertad en la modalidad de secuestro, delito contra servidores públicos, y una de ellas por delitos contra la salud.

Comentarios