Endurecen diputados sanciones contra monopolios

jueves, 29 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 29 de abril (apro).- La Cámara de Diputados aprobó hoy reformas a la Ley Federal de Competencia Económica que fortalecen los “instrumentos de persuasión” para garantizar condiciones de competencia en los mercados y evitar las prácticas monopólicas.
    En el último día del periodo ordinario de sesiones, las reformas conocidas como “ley antimonopolios” fueron aprobadas con 386 votos en pro, 15 en contra y dos abstenciones.
    Las reformas fortalecen las facultades de la Comisión Federal de Competencia (Cofeco), modifican y aumentan el cálculo de sanciones económicas para las empresas que incurran en prácticas monopólicas, y fijan penas de cárcel contra los monopolistas.
    El diputado priista Ildefonso Guajardo, presidente de la Comisión de Economía que presentó el dictamen, explicó que estas reformas se basan en tres grandes pilares:
El fortalecimiento institucional del órgano regulador, la Comisión Federal de Competencia (Cofeco); mejoramiento de la transparencia y rendición de cuentas de dicha instancia; y el reforzamiento de  mecanismos de persuasión (multas) para evitar prácticas monopólicas que afecten la competencia en los mercados.
    Guajardo afirmó recordó que tanto la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), como el Banco Mundial y el Foro Económico Mundial han reiterado que el marco regulador mexicano para promover la competencia es obsoleto.
     Al pedir el voto aprobatorio de los legisladores, el diputado priista destacó que en materia de sanciones económicas, “ante lo irrisorio” de las vigentes, se hace necesario cambiar la base de cálculo para pasar de salarios mínimos a ingresos acumulables para los efectos del Impuesto sobre la Renta, “a fin de que existan elementos tremendamente disuasivos y no se cometan prácticas anticompetitivas”.
    Asimismo, señaló que con las reformas se introduce la figura de la medida cautelar en la ley, con el propósito de que durante el procedimiento de competencia se puedan suspender y restablecer las condiciones competitivas del mercado.
    Así, la reforma prevé, ante una práctica monopólica, una sanción de hasta 10% de los ingresos nacionales de la empresa acusada.
    Los diputados del PT Mario di Costanzo, Ifigenia Martínez, Gerardo Fernández Noroña y Jaime Cárdenas, incondicionales de Andrés Manuel López Obrador, desde la tribuna se pronunciaron en contra de la iniciativa.
    “Nada garantiza de que se vayan a acabar los monopolios en México”, aseguró Di Costanzo.
El diputado Jaime Cárdenas, del PT, afirmó que la cláusula de sanciones contraviene la Constitución que prevé castigos severos a monopolistas. Por su parte, Di Costanzo, dijo que al reducir los ingresos sujetos al cálculo de una multa beneficia a grandes empresas que dominan sectores como el del huevo, pollo, pan de caja, cemento, telefonía, entre otros.
    Por el contrario, el diputado del PRD, Armando Ríos Piter, en nombre de su partido defendió la iniciativa. Dijo que se trata de una reforma perfectible, pero que ahora da mayores elementos para que México pueda mejorar sus posiciones en los índices de competitividad.
La reforma comprende cambios y adiciones al Código Fiscal de la Federación, a la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo y de la Ley Orgánica del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa.
La reforma fue enviada al Senado, cuyo pleno deberá turnarla a comisiones, por lo que será hasta septiembre cuando pueda abrirse el proceso de análisis.
Por otra parte, los diputados aprobaron pena de cárcel de tres a diez años a quien incurra en prácticas monopólicas absolutas.

Comentarios