Reportan estables a reporteros de Contralinea

viernes, 30 de abril de 2010

MEXICO, DF, 30 de abril (apro).- Luciano Galicia, delegado en Oaxaca del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informó hoy que los dos reporteros de la revista Contralínea, Erika Ramírez y David Cilia, sobrevivientes del ataque paramilitar a la caravana que se dirigía a San Juan Copala, “se encuentran estables y tienen a salvo sus vidas”.
En tanto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó este viernes la emboscada contra la caravana humanitaria ocurrida el 27 de abril pasado.
En contraste, el gobernador Ulises Ruiz responsabilizó al candidato de la coalición opositora, Gabino Cué, de estar detrás de la violencia en la zona triqui.
“Ahí están los nombres, gente que se caracteriza con el candidato de la oposición, gente que trabaja con el candidato quien ha manifestado que está con la APPO, con la violencia que lejos de hacer una propuesta de transformación hace una propuesta de violencia”, acusó Ruiz  Ortiz.
Mientras, el delegado del IMSS aclaró que en la madrugada de este viernes fueron ingresados los reporteros al hospital rural de Santiago Juxtlahuaca.
El galeno detalló que “se les está dando tratamiento de prevención antitetánica e infecciosa, estuvieron a la intemperie, y eso los pone en riesgo de alguna infección, pero no hay nada que ponga en situación de peligro su vida”.
Dijo que este viernes continuarán hospitalizados, “y permanecerán el tiempo necesario” para que puedan restablecerse físicamente, especialmente David Cilia, quien reporta una perforación provocado por arma de fuego.
Erika y David permanecieron casi tres días internados en el monte y fueron rescatados por una brigada de búsqueda que después los trasladó a Juxtlahuaca.
Por su parte, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, luego de condenar el ataque a los activistas lamentó que hayan muerto dos personas, y que varias más hayan sufrido heridas:
“La Relatoría Especial condena el ataque y los asesinatos reportados y celebra el rescate de los periodistas que habían quedado atrapados en la zona”, indicó.
El organismo dependiente de la OEA también insta a las autoridades a investigar con celeridad y eficacia los hechos ocurridos el 27 de abril, y “a proteger a las comunidades de la zona, cuyos derechos, entre ellos el derecho a la libertad de expresión, se encuentran amenazados por los grupos armados”, añadió.
Según información recibida por la Relatoría Especial, los periodistas Erika Ramírez y David Cilia permanecieron poco más de dos días en la zona donde ocurrieron los hechos sin poder salir por la presencia del grupo armado.
De acuerdo con Contralínea, los periodistas iban a San Juan Copala con la intención de documentar el asesinato de las locutoras de la radio comunitaria La Voz que Rompe el Silencio, Felícitas Martínez y Teresa Bautista, ocurrido el 7 de abril de 2008, hecho condenado en su momento por la CIDH.
Por último, el gobernador Ulises Ruiz exigió al gobierno federal la expulsión de extranjeros “que vengan a provocar problemas a Oaxaca”.
“Deben ser expulsados si no tienen los permisos y la justificación federal”, consideró, pues –acusó-- después pretenden politizar la situación.
Sobre el asesinato de la activista de CACTUS y del activista finlandés, Beatriz Cariño y Jyri Jaakkola, el mandatario estatal dijo que la Procuraduría de Oaxaca realiza la investigación correspondiente y ya se integró la solicitud de que la PGR atraiga el asunto.

Comentarios