"Pérdida total"

domingo, 4 de abril de 2010

MÉXICO D.F., 4 de abril (apro).- A partir de la experiencia personal de un accidente automovilístico en el que casi pierde la vida, Marco Vieyra se dio a la tarea de crear un texto que posteriormente se estrenó en la  4ª Muestra de Artes Escénicas de la Ciudad de México en 2009 y que actualmente se presenta en el Trolebús Escénico La Otra Nave, bajo la dirección de su autor: Pérdida total.

El dramaturgo toma como pretexto el tema de los accidentes automovilísticos para hablar de las vidas truncadas de una serie de personajes,  de los “choques personales” que enfrentaron a lo largo de sus respectivas existencias y, en general, de los impactos emocionales, internos y externos que enfrenta el ser humano.

A manera de laboratorio, para la realización de este montaje los actores fueron llevados por el director a enfrentar sus conflictos personales, como un detonador de la ficción creada por Vieyra a partir de su texto que, paralelamente, busca conectar al espectador con sus propios choques existenciales.

La intención --explica el dramaturgo y director-- es reflexionar acerca de las pérdidas y las ganancias que resultan en la vida de esos choques personales, a través de tres actores frente a frente, que caminan sin otra salida que ir contra sí mismos y destrozar lo que queda de ellos.

“Es una investigación sobre la acción como dramaturgia del estado emocional sin concesiones, guiños, sin volante y sin frenos, que busca tocar las fibras secretas del espectador, en una relación diferente con los actores y con el teatro mismo, en un espacio no convencional”, comenta el director de la puesta.

Se trata de un teatro arriesgado, con escasos centímetros de distancia entre actores y espectadores, en el reducido espacio del Trolebús Escénico La Otra Nave (con un aforo de 30 butacas), que le imprime características únicas en relación con el resto de los foros escénicos de la Ciudad de México.

La principal apuesta es acercar al público al teatro a través de nuevas herramientas y nuevos lenguajes, más allá de los paradigmas convencionales de la teatralidad, sin mayor parafernalia escenográfica. Solamente el actor frente al espectador.

De esta forma los personajes, después de su muerte, cuentan detalles de sus respectivas historias que los marcaron en vida y que dejaron una huella mucho más profunda en sus existencias que los accidentes que provocaron su fallecimiento.

Las actuaciones están a cargo de tres talentosos actores: Nur Rubio, Adrián Carreón y Francisco Rubio. Las funciones se realizan viernes y sábados a las 21:00 horas en el Trolebús Escénico La Otra Nave, ubicado en la calle de Sonora, esquina con Parque México, colonia Hipódromo Condesa.