La salud debe dejar de ser un privilegio: Calderón

miércoles, 7 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 7 de abril (apro).- Transcurrido más de la mitad de su sexenio, el presidente Felipe Calderón demandó este martes la intervención de todas las autoridades para conseguir, fuera de ideologías y colores partidistas, una cobertura universal de salud, a fin que ésta deje de ser un privilegio para quienes tienen más dinero.
    En un discurso pronunciado durante la inauguración del Hospital General de Zona número 48 del IMSS, en la colonia San Pedro Xalpa de la delegación Azcapotzalco, el mandatario destacó, como en otras ocasiones, el hecho de que su gobierno ha construido en promedio una clínica o un hospital por día.
    Calderón defendió abiertamente su política en materia de salud, luego de que este mismo lunes el propio gobierno se enredó con sus cifras.
Los diarios editados en la ciudad de México difundieron esta mañana que 43 millones de personas –el 40.07% de la población– no tienen acceso a servicios médicos, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).
    Sin embargo, poco antes del medio día, el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, desmintió las cifras proporcionadas por ese organismo al sostener que en realidad son sólo 16 millones de personas las que no cuentan con ningún tipo de servicio de salud o atención médica.
"A lo mejor estas cifras que acaban de publicar no están actualizadas", comentó el funcionario federal en entrevista posterior a la inauguración de las obras de remodelación del Centro Dermatológico Doctor Ladislao de la Pascua.
Dos horas más tarde, el presidente Felipe Calderón retomó el tema. En su discurso inaugural del Hospital General de Zona número 48 del IMSS, dijo que ningún otro gobierno construyó tanta infraestructura hospitalaria como el suyo.
Según las cifras del Ejecutivo, hasta el momento han entregado 780 clínicas y  han restaurado 800 más del IMSS, ISSSTE o la Secretaría de Salud a lo largo de casi cuatro años de gobierno.
Calderón puso como ejemplo el nuevo Hospital General de San Pedro Xalpa, e hizo notar que la construcción fue prevista desde 1989.
Y si bien no explicó las razones que motivaron el retraso, explicó que ese hospital dará servicio a 360 mil derechohabientes con 196 camas, 180 médicos y alrededor de 400 enfermeros. Tendrá especialidades en quimioterapia, hemodiálisis y endoscopia, y podrá dar 160 mil consultas al año.
"Que no sea la salud un privilegio de quienes puedan conseguirla, sino un derecho, una prerrogativa que se puede ejercer, gracias a que se cuenta con la infraestructura material, los servicios médicos y los cuidados personales que merece la dignidad de cualquier mexicana o de cualquier mexicano", subrayó.