Investiga CNDH desaparición de reportero en Michoacán

viernes, 9 de abril de 2010

MÉXICO D.F., 9 de abril (pro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) abrió un expediente de queja por la desaparición de Ramón Ángeles Zalpa, reportero del periódico Cambio de Michoacán y maestro de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN).
    Luego de condenar la desaparición del informador, la CNDH informó en un comunicado que, con el caso de Ángeles Zalpa, suman 270 expedientes abiertos por agresiones a periodistas durante el sexenio de Felipe Calderón, y 590 desde 1999.
Además, de 2005 a la fecha la CNDH ha emitido 20 recomendaciones relacionadas con agravios a comunicadores.
    Con esta queja, que interpuso la organización internacional Artículo 19, apuntó la CNDH, “se eleva a 10 en número de periodistas desaparecidos del 2005 a la fecha, en tanto que el número de homicidios es de 61”.
    El organismo exigió a las autoridades “adoptar las medias pertinentes que permitan hallarlo con vida”, en tanto que informó que ya se puso en contacto con los familiares y analiza los escritos publicados por el periodista michoacano.
    Por su parte, Artículo 19 destacó que el de Ángeles Zalpa es el cuarto caso de desaparición de un periodista en Michoacán desde 2006, y el segundo de la publicación Cambio de Michoacán, pues desde el 11 de noviembre del año pasado no se sabe nada de la periodista María Esther Aguilar Casimbe, desaparecida en la ciudad de Zamora.
    La organización internacional de derechos humanos, especializada en defensa de  la libertad de expresión, abundó que Ángeles Zalpa fue visto por última vez el 6 de abril a las 13:00 horas cuando salió de su domicilio en el municipio de Paracho rumbo a la sede local de la UPN.
    De acuerdo a la información recabada por Artículo 19 y el Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), el periodista tiene más de 10 año de experiencia en la cobertura de temas de política, seguridad pública, asuntos agrarios  y ambientales, y “reciente cubrió el ataque de un grupo armado contra una familia indígena en los límites con los municipios de Angahuen y San Juan Nuevo Parangaricutiro.
    Se agrega que familiares de Ángeles Zalpa aseguran que el viernes 2 de abril, “recibieron varias llamadas inusuales” y quien recibió la última de éstas fue el propio periodista, pero desconocen el origen o motivo de la llamada.
    Derivada de la denuncia presentada los abogados por Artículo 19, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra Periodistas de la Procuraduría General de la República (PGR), la delegación de esa dependencia integró la acta circunstanciada ACPGR/MIC/U-II/034/2010.  
    A la condena por la desaparición del periodista michoacano se sumó la organización Reporteros sin Fronteras (RSF) que recordó que en lo que va de 2010 han sido asesinados cuatro periodistas.

Comentarios