Revisarán el caso de sacerdote pederasta de Veracruz

viernes, 9 de abril de 2010

JALAPA, Ver., 9 de abril (apro).- El Conejo de la Judicatura del Distrito Federal (CJDF) conformó una comisión especial con el fin de revisar la resolución judicial que abrió la puerta a la libertad del sacerdote Rafael Muñiz López, quien enfrenta un proceso penal en el juzgado 44 de lo penal de la Ciudad de México por los presuntos delitos de  almacenamiento e intercambio de pornografía infantil, pederastia y delincuencia organizada.
    Muñiz López abandonó el Reclusorio Norte del DF el pasado 12 de febrero, luego de que un tribunal colegiado de circuito le concedió la libertad bajo fianza, “por no haber encontrado suficientes elementos de prueba” sobre los delitos que la Procuraduría General de Justicia del DF le imputa.
A petición de un exhorto emitido por la Cámara de Diputados federal, el CJDF convocó, entre otros, a los magistrados  Rogelio Antolín Magos Morales y Guillermo Arroyo de Anda Carranza, miembros de la Tercera Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), a que revisen las actuación del Colegiado que otorgó la libertad al párroco de la parroquia de San Pedro Apóstol.
         El pasado jueves 2, Muñiz López reapareció en la catedral de esta ciudad donde, junto con otros sacerdotes de la Arquidiócesis:, y asistió a la misa Crismal celebrada por el arzobispo Hipólito Reyes Larios.
          Durante la eucaristía, en la que participaron cientos de feligreses con motivo de la Semana Mayor, Muñiz López y 130 sacerdotes más de la Arquidiócesis de Jalapa renovaron sus votos y su compromiso  para continuar en la iglesia católica “predicando la palabra de Dios”, según el mensaje del arzobispo.
           Previa peregrinación por las calles de esta ciudad, en  esa ceremonia oficiada por el arzobispo Reyes Larios, se consagraron los oleos de enfermos y catecúmenos que serán utilizados en todas las parroquias que forman parte de la jurisdicción de la Arquidiócesis de Jalapa.
           Al termino de la misa celebrada el pasado 31 de marzo, el arzobispo Reyes Larios se negó a hablar sobre la presencia de Rafael Muñiz en esa ceremonia, aunque insistió en su inocencia: “En ningún momento se ha dudado de ello y el cariño de los suyos se ha expresado en toda circunstancia”, dijo.
           Mientras Rafael Muñiz se escabullía entre la multitud, Reyes Larios insistía en deslindarlo de cualquier delito imputado contra el sacerdote de su arquidiócesis. “Realmente no hay pruebas de lo que se le estaba acusando”, afirmó.
           Dijo que el hecho de que en uno de los días más importantes para los católicos Rafael Muñiz haya acudido a renovar sus votos sacerdotales, “es un regalo ofrecido para todo aquel que cumple con los requisitos de fidelidad a Dios y sus mandatos, por lo que no existe ningún motivo de excepción en este caso”.
           El sacerdote de la parroquia de San Pedro Apóstol fue detenido en esta ciudad el 17 de abril de 2009, junto con su hermano, Francisco Javier Muñiz López, por elementos de la PGJDF por su presunta participación en una red de pornografía infantil que operaba a nivel internacional.
          Durante sus declaraciones ministeriales, el cura negó haber abusado de menores, pero aceptó haber mantenido relaciones sexuales con mujeres.  
          Ante el agente del Ministerio Público donde rindió su declaración previa, Muñiz López confesó; “Soy un ser humano, soy heterosexual y la carne es débil. Ese es el precio que tiene que pagar uno por ser guapo”.
           Luego de abandonar el penal, el propio arzobispo, en una misa dominical, afirmó que Rafael Muñiz había sido declarado inocente desde noviembre pasado, sentencia que fue ratificada el pasado 4 de febrero, exonerándolo de los cargos imputados, “excepto el de almacenamiento (de pornografía infantil)”.
          “El padre se encuentra muy feliz con su liberación y por haber comprobado su inocencia, aunque durante este proceso sufrió desgaste físico, psicológico y emocional”, dijo el arzobispo a sus feligreses en la misa dominical del 14 de febrero pasado.

Comentarios