Villanueva se declara "no culpable" ante la justicia estadunidense

lunes, 10 de mayo de 2010

MÉXICO, D.F., 10 de mayo (apro).- El exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid, se declaró no culpable al comparecer este lunes ante una juez federal de Estados Unidos en el Estado de Nueva York, a donde fue extraditado el sábado pasado.

Mario Villanueva es acusado por la justicia estadunidense de lavar más de 19 millones de dólares y de brindar protección al cártel de Juárez cuando fue gobernador de Quintana Roo, de 1993 a 1999. Fue capturado en México en el año 2001.

Luego de que se leyeron los cargos que pesan contra Mario Villanueva y de que éste se declarar “no culpable”, la juez federal Naomi Buchwald, decretó la permanencia del exgobernador de Quintana Roo en una prisión de Maniatan, y fijó la próxima comparecencia para el viernes 14 de mayo.

Poco antes de la comparecencia, el fiscal federal de Nueva York, Preet Bharara, expresó el “profundo agradecimiento” del gobierno de Estados Unidos por el “coraje” que tuvo México para extraditar a Villanueva Madrid, quien, aseguró, convirtió a Quintana Roo en un “narcoestado” al servicio del cártel de Juárez, entonces encabezado por Alcides Ramón Magaña, El Metro, y Jesús Albino Quintero Meraz, El Beto o El Orejón.

"Las semillas del actual torbellino violento en México fueron puestas primero hace cerca de una década por presuntos criminales como Mario Villanueva Madrid”, manifestó Bharara.

De acuerdo con las autoridades mexicanas y estadunidenses, Mario Villanueva recibía entre 400 mil y 500 mil dólares por cada cargamento que ingresaba a México por territorio quintanarroense. Durante su periodo como gobernador del estado, permitió la introducción de más de 200 toneladas de cocaína.

Así, logró amasar una fortuna de “varios millones” que le dejó una ganancia de 19 millones de dólares.

Mario Villanueva llegó en la noche del domingo a la localidad de White Plains, al norte de la ciudad de Nueva York, en un avión de la Dirección Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés).

Villanueva Madrid, el primer exalto funcionario mexicano en ser extraditado a Estados Unidos, se sumó así a otros 325 mexicanos acusados de crímenes en la Unión Americana que han sido entregados a la justicia estadunidense por el gobierno del presidente Felipe Calderón.

El exgobernador, quien detentó el poder entre 1993 y 1999, fue detenido en Cancún en mayo de 2001, y primero sentenciado a seis años de cárcel por lavado de dinero en México.

Luego, cuando fue liberado en junio de 2007, fue recapturado, esta vez acusado de tráfico de drogas, pero diversos problemas legales llevaron a que su condena fuese anulada, lo que abrió la posibilidad de su extradición a Estados Unidos.

Al mediodía, en el Distrito Federal, la Procuraduría General de la República (PGR) afirmó que la extradición Villanueva Madrid se realizó con estricto apego a derecho, en respuesta a las declaraciones del gobernador de Quintana Roo, Félix González Canto, quien señaló diversas anomalías en el proceso.

El vocero de la PGR, Ricardo Nájera, afirmó que la extradición de Villanueva Madrid está sustentada jurídicamente; prueba de ello, dijo, es las acciones legales que emprendió el exgobernador para evitar su traslado fueron rechazadas. “Consideramos que tenemos la razón jurídica en todos los sentidos”, manifestó el vocero.

El gobernador de Quintana Roo, Félix González Canto, calificó de injusta la extradición de Villanueva Madrid, ya que, a su juicio, no procedía su traslado, pues el exgobernador ya había sido procesado y sentenciado en nuestro país.

En el mismo sentido, legisladores priistas consideraron que la extradición tiene tintes electorales para dañar la imagen del PRI, que, de acuerdo con los sondeos, va a la cabeza en las preferencias en las 14 entidades donde habrá elecciones este año.

Por la tarde, una colaboradora del exgobernador de Quintana Roo, Niza Puerto, acusó al gobierno mexicano violar una suspensión que evitaba la extradición de Villanueva Madrid a Nueva York.

Comentarios