No hay tensión entre México y EU por ley Arizona: Carlos Pascual

martes, 11 de mayo de 2010

MÉXICO, D.F., 11 de mayo (apro).- El embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, descartó que la ley antiinmigrante SB 1070, aprobada en días pasados en el estado de Arizona, vaya a tensar el ambiente de la próxima visita de Estado que hará el presidente Felipe Calderón a Estados Unidos.

En una entrevista al término de la reinauguración de la planta Ford Cuautitlán, en el Estado de México, el diplomático estadounidense señaló que no hay tensión sobre ese asunto entre los dos gobiernos federales ni entre los presidentes Felipe Calderón y Barack Obama, “los dos creo que tenemos el mismo punto de vista”, dijo.

Esa, agregó, es una ley que el presidente Obama ha considerado injusta y, por lo tanto, “tenemos que hacer lo que sea posible para analizar si se puede contestar en los procesos legales, entonces aquí no tenemos diferencias y los dos estamos trabajando para hacer lo que se debe de hacer: tener una reforma de migración comprensiva en Estados Unidos".

En otro tema, el diplomático estadounidense señaló que la competitividad que México ha ganado en el terreno económico debe hacerse acompañar de la seguridad pública, ya que ello dará seguridad a los inversionistas.

Luego de reconocer los avances de México en el combate al crimen organizado, Pascual manifestó que los asuntos de seguridad “obviamente nos tienen que preocupar y tienen que preocupar a las compañías, por eso lo analizan en el proceso de hacer las inversiones, que es también importante para México, para ahora y para el futuro”.

Si México y Estados Unidos avanzan en el terreno de la seguridad, los dos países saldrán ganando, añadió.

Además, dijo, ahora "tenemos mejor plataforma con las inversiones que hemos hecho en entrenamiento de investigadores, en la Policía Federal, en grupos que han pasado por el control de confianza, con equipo que se está utilizando ahora para inspecciones inclusivas, con equipo que se ha pasado a México para aumentar la movilidad de las fuerzas de seguridad".

Toda esta cooperación, insistió, aumenta las capacidades de enfrentar mejor al narcotráfico.

"Hemos visto que las extradiciones nos han ayudado a crear capacidad también en el sistema de justicia, y yo creo que tenemos que seguir haciéndolo, mirando al futuro, cómo es que van a reaccionar los narcotraficantes y tener la capacidad de hacer lo que quieren todos los mexicanos: mantener el estado de Derecho", puntualizó.