Descalifica SRE informe de la ONU sobre San Juan Copala

miércoles, 12 de mayo de 2010

MÉXICO, D.F., 12 de mayo (apro).- El gobierno mexicano descalificó hoy el informe de los relatores de derechos humanos de la ONU relacionado con el ataque a una caravana humanitaria en San Juan Copala, Oaxaca, registrado el pasado 27 de abril, en el que perdieron la vida dos personas y uno más resultó herido.

Y es que de acuerdo con los cuatro relatores de la ONU que participaron en la elaboración del reporte, el ataque a la caravana humanitaria fue obra de un grupo paramilitar, lo que, en su opinión, prueba la falta de respeto a las garantías fundamentales en México.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) ofreció una conferencia de prensa, en la que calificó de “inaceptable” el informe de la ONU.

En conferencia de prensa, el subsecretario de Asuntos Multilaterales y de Derechos Humanos de la SRE, Juan Manuel Gómez Robledo, lamentó que aun cuando México está abierto al escrutinio internacional en materia de derechos humanos, los relatores de la ONU no respondas apropiadamente”.

Dijo que “en el futuro espera una actitud más constructiva por parte de los relatores con los que coopera a diario” el gobierno mexicano.

Desde Ginebra, Suiza, el embajador de México ante la ONU, Juan José Gómez Camacho, rechazó los señalamientos de los relatores y negó la existencia de grupo paramilitares en Oaxaca y en todo el país.

“Es indispensable poner en contexto la situación en Copala para enterarnos de lo que pasó”, dijo el embajador, quien explicó que en la región “hay tres grupos están enfrentados desde hace tiempo y cualquier visita de una organización de ese tipo se debe hacer en condiciones de seguridad, no se puede llegar allí de cualquier manera”.

Reiteró que ni el gobierno federal ni el del estado sabían que esa caravana humanitaria se dirigía San Juan Copala. “De haberlo sabido, se les habría persuadido de no hacerlo o se les habría dado seguridad", indicó.

Más adelante, el embajador mexicano insistió que no operan paramilitares en la región:

“Allí no hay paramilitares, que conozcamos, y además las investigaciones están empezando y los relatores tendrían que haber esperado antes de emitir su comunicado”, señaló.

Previamente, Margaret Sekaggya, relatora especial de la ONU para la situación de los defensores de derechos humanos, señaló que "los defensores de los derechos humanos siguen enfrentándose a importantes amenazas a sus vidas en México como resultado de su trabajo”.

Para el relator especial en asuntos extrajudiciales, Philip Alston, "no hay justificación para los fallos en tomar pasos decididos cuando asesinan a defensores de derechos humanos, periodistas y demás. Los derechos humanos no pueden ser una víctima en la lucha contra el crimen y la droga”.

También se unieron a las condenas el relator especial de la ONU para los derechos humanos y las libertades fundamentales de la población indígena, James Anaya, y el relator especial para la libertad de expresión y opinión, Frank La Rue.

Comentarios