Grupos criminales de Tamaulipas buscan "desestabilizar" Veracruz: Fidel Herrera

miércoles, 12 de mayo de 2010

JALAPA, Ver., 12 de mayo (apro).- El gobernador Fidel Herrera Beltrán aseguró hoy que sicarios procedentes de Tamaulipas fueron los autores del ataque que sufrió ayer un modulo de seguridad instalado en la comunidad de El Moralillo, en el municipio de Pánuco, en el que un civil y tres policías resultaron heridos.

Herrera Beltrán destacó la actuación de los elementos de esa corporación, al repeler con “éxito” la agresión de bandas delictivas, “que –dijo--  llegan desde el estado de Tamaulipas con la pretensión de desestabilizar a Veracruz”.

“Esto habla de la capacidad y del valor de los nuevos policías en Veracruz”, añadió Herrera Beltrán, tras encabezar la inauguración de la Tercera Conferencia Nacional del Sistema Penitenciario, que se realiza en el puerto de Veracruz.

En entrevista, Herrera Beltrán dijo que su gobierno mantiene una coordinación permanente con las Fuerzas Armadas, y señaló que esta semana se entregarán 30 hectáreas a la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena), ubicadas en el municipio de Acayucan, “para la construcción de una base logística”.

Resaltó, asimismo, que la colaboración de su gobierno con el presidente Felipe Calderón en la lucha contra el crimen organizado “es irrestricta”, ya que su administración ha entregado a la federación los penales de Papantla y Villa Aldama y, a cambio, “recibimos 11 millones de pesos para construir el nuevo penal de Veracruz, ya que el viejo era un peligro”.

Según autoridades judiciales, el ataque contra el modulo de seguridad pública en la comunidad El Moralillo, fue cometido por un grupo armado proveniente de Tampico, y dejó como saldo cuatro heridos, que fueron trasladados al hospital general de Pánuco.

Tras lo ocurrido, en esa zona del norte del estado se implementó un operativo coordinado por corporaciones policiacas estatales y el Ejército, en busca de los autores del atentado, los cuales huyeron en varias camionetas rumbo a rancherías colindantes entre ambos estados.

Por su parte, el secretario de Gobierno, Reynaldo Escobar Pérez, señaló que “hay preocupación por la seguridad en el norte del estado, debido a que bandas del narcotráfico quieren ingresar y operar en territorio veracruzano ante la presencia del Ejército en Tamaulipas”.

Dijo que lo ocurrido en Pánuco es una clara muestra del “efecto cucaracha”, ya que el Ejército realiza una importante “fumigación” en el estado de Tamaulipas contra los delincuentes.

“Lo ocurrido en El Moralillo no tiene que ver con bandas del narcotráfico”, añadió.

Comentarios