Los Ángeles y San Francisco se suman al boicot contra Arizona

miércoles, 12 de mayo de 2010

MÉXICO, D.F., 12 de mayo (apro).- Las ciudades de Los Ángeles y San Francisco se sumaron hoy al boicot económico contra el estado de Arizona por la llamada ley SB 1070 que criminaliza la inmigración.

Con 13 votos a favor y uno en contra, el Concejo municipal de Los Angeles aprobó el boicot contra Arizona que, de entrada, se traduciría en pérdidas por ocho millones de dólares en contratos.

La resolución, que se prevé sea avalada por el alcalde Antonio Villaraigosa, exhorta a la ciudad a dejar de hacer negocios con aquel estado, aunque las autoridades tendrán que evaluar cada contrato para asegurarse de que no corren el riesgo de ser demandadas.

En tanto, en San Francisco la resolución del Concejo local, votada por 10-1, llamó a que la ciudad del estado de California evite firmar contrato alguno con empresas con sede en Arizona.

También pidió que San Francisco evite enviar funcionarios locales y empleados públicos a conferencias en Arizona y estudiar la forma de discontinuar los contratos existentes con compañías que tengan sede en el estado del suroeste estadunidense.

"Se trata de enviar un mensaje muy claro de que si un estado aprueba una ley que es tan atroz como ésta (la Ley SB 1070), el pueblo de buena conciencia en otras partes del país tiene una obligación, una responsabilidad de hablar fuerte y no quedarse callado", dijo el supervisor David Campos, quien auspició la medida.

La ley aprobada en días pasados por la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, criminaliza a los inmigrantes indocumentados y da pie para que la Policía local detenga y exija documentos a cualquier sospechoso de ser indocumentado, aunque no desarrolle actividades ilegales, lo que ha despertado el temor de que se promueva el racismo.

Ante ello, organizaciones civiles y laborales de Estados Unidos lanzaron también un boicot contra Arizona y exigieron una revisión del sistema migratorio.

Las organizaciones, lideradas por La Raza, principal coalición hispana en Estados Unidos, llamaron a no comprar productos de Arizona, viajar o celebrar eventos en ese estado del suroeste del país, fronterizo con México, hasta que no sea revertida la ley.

Comentarios