"El último camino"

domingo, 16 de mayo de 2010

MÉXICO D.F., 16 de mayo (apro).- Basada en la novela The Road, de Cormac McCarthy, El último camino (The Road, EU-2009) es una buena historia (a secas), con momentos de gran emotividad, pero carentes de la fuerza necesaria para llegar a lo sublime. 

La cinta, dirigida por John Hillcoat, se enfrasca en la monotonía del mismo paisaje estéril, abandonado por la mano de dios, que rodea a los personajes de la historia: un padre (Viggo Mortensen) y su hijo (Kodi Smith-McPhee) caminan por la carretera hacia el sur, buscando la forma de continuar con vida.

El mundo como lo conocemos se ha terminado, los últimos remedos de civilización son varios grupos de caníbales que someten a los más débiles como si fueran ganado. Al parecer, el ser humano es el único ser vivo del planeta; los árboles son sólo enormes ramas secas incrustadas a lo largo y ancho del paisaje.

¿Qué fue lo que pasó? No importa, lo importante es buscar, día a día, comida y refugio. El padre no sabe qué encontrarán, de hecho parece que ya se ha resignado a que no encontrarán nada. Y el hijo sólo espera hallar a “los buenos”, es decir a aquellos como él y su padre que no cazan a otros seres humanos.

En medio de esta desesperanza existe un deseo de sobrevivencia, que desde fuera parece algo sumamente absurdo, pero deben seguir adelante.

El horror y el sinsentido de la vida, o de esa vida al menos, junto con la desesperación y una extraña cosa llamada fe, se hallan presentes en El último camino, pero parecen estar enterrados; de vez en cuando asoman la cabeza de manera mezquina y entonces… esta experiencia cinematográfica apenas se salva de la mediocridad.

Buenas actuaciones, pero le faltó un poco de alma… quizá el tono naturalista de la historia no era el más adecuado para la sencillez de esta trama, prácticamente un relato literario, estructura difícil de tragar para el lenguaje cinematográfico.

Para quienes leyeron el libro que inspiró a esta cinta, es una interesante visualización de la prosa del escritor estadounidense; un complemento interesante, pero lejos de la magnificencia de la prosa de McCarthy, algo verdaderamente singular.

 

ap/cvb

--FIN DE NOTA--

/v/v

Comentarios