Excomandante de la PFP descarta "factor político" en caso Diego

lunes, 17 de mayo de 2010

MÉXICO, DF, 17 de mayo (apro).- La desaparición del panista Diego Fernández de Cevallos “abre un parteaguas” para modificar la estrategia de seguridad pública y de seguridad interior del país, consideró el presidente de la Comisión de Defensa Nacional en la Cámara de Diputados, el priista Ardelio Vargas Fosado.

Entrevistado en el recinto legislativo de San Lázaro, dijo que desde hace tiempo se esperaban acciones como la ocurrida el viernes pasado, agregó que “los focos rojos están encendidos desde hace algún tiempo”.

El excomandante de la Policía Federal Preventiva --hoy Policía Federal--, y quien ha participado en esclarecimiento de secuestros, acciones contra el narcotráfico y actividades para desarticular a grupos guerrilleros, sostuvo:

“Con este hecho sin duda se abre un parteaguas. Seguramente el tratamiento al tema de la seguridad pública y de la seguridad interior tendrá que sufrir un cambio, y (deberá) hacerse una revisión muy puntual de la estrategia de atención al tema de seguridad pública, de riesgo y amenaza a la seguridad interior del país. ¡Sin duda!”, apuntó.

Al revisar todo lo que se ha publicado sobre la desaparición de Fernández de Cevallos, el priista dijo “que no le veo ninguna vinculación política” y que se trata más bien de un “asunto delincuencial”.

“Hemos hablado de ese pico de la violencia que vemos en las organizaciones criminales, y precisamente estos hechos son parte de esa actividad criminal”, sostuvo y adelantó que antes de empezar a ver mejoría “creo que vamos a sufrir, de acuerdo con los indicadores, un pico de violencia severo y de acciones de alto impacto como ésta”.

La violencia, explicó, se ha incrementado a partir de las fracturas de los propios grupos criminales del narcotráfico.

Y naturalmente, añadió, esta violencia alcanzará algunos objetivos de alto impacto (como la desaparición de un político relevante). “Esto tendremos que verlo con mucha responsabilidad como Estado mexicano”.

Vargas Fosado, quien ha pugnado por modificar la Ley de Seguridad Nacional aprobada por el Senado de la República y a través de la cual se pretende regular legalmente la participación de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el crimen organizado, consideró que la desaparición de Fernández de Cevallos tiene que ver justamente con grupos delincuenciales y que hechos como éste ya se veían venir desde tiempo atrás.

El legislador, quien tiene acceso a información de seguridad nacional, sostuvo: “Creo que vamos a sufrir un pico de violencia severo y de acciones de alto impacto como ésta. Lamentablemente también se esperaban desde antes, sin poder precisar por supuesto hacia dónde. Uno ve los indicadores y puede hablar de manera general”.

Lo ocurrido, añadió, “es un hecho muy relevante, por tratarse de un personaje tan importante para la vida política de México; sin embargo, esto nos ha venido sucediendo ya de algún tiempo para acá”.

--¿Y en la clase política se encienden los focos rojos?

--¡Por supuesto! Los focos rojos están encendidos ya desde algún tiempo.

El representante del PRI --y uno de los interlocutores de las fuerzas castrenses-- consideró que la desaparición del político panista “debe hacernos pensar como Estado mexicano que revisemos la propia estrategia y veamos en qué esta fallando”.

Al argumentar su observación, recordó que a pesar de las detenciones de algunos capos, incautación de armas y de varias toneladas de droga, durante el actual sexenio, “el efecto lógico sería que ya hubiésemos entrado en un proceso de afectación a los grupos criminales. Sin embargo, no es así, las organizaciones criminales siguen funcionando sin ninguna novedad. ¡Eso es lo grave!”.

Comentarios