No se debe alterar estrategia antinarco: PAN en San Lázaro

lunes, 17 de mayo de 2010

MEXCO, D.F., 17 de mayo (apro).- La fracción parlamentaria del PAN en la Cámara de Diputados afirmó que la desaparición de su correligionario, Diego Fernández de Cevallos, no debe ser motivo para modificar la estrategia que ha mantenido el gobierno federal contra la delincuencia organizada.

Además de pedir no especular sobre quién o qué motivó la desaparición del político queretano, el vicecoordinador de la diputación  panista, Carlos Alberto Pérez Cuevas consideró que no se deben vincular hechos, como las detenciones de algunos narcotraficantes, con la desaparición del “Jefe Diego”. Sin embargo, aclaró que no se debe descartar ninguna línea de investigación.

En conferencia de prensa, Pérez Cuevas sostuvo:

“En este momento, lejos de buscar culpables o estrategias fallidas o no, es momento de cerrar filas y empezar a tomar cada quien la responsabilidad que le corresponde y empezar a actuar en consecuencia. Eso es lo que nosotros hacemos y creo que este es el momento”.

Añadió “No compartimos la idea de que la estrategia se tenga que camibar. Yo no voy a especular en el caso concreto (de la desaparición de Diego Fernández), pero en otros casos que sí conocemos como el del asesinato de nuestro compañero candidato en Tamaulipas, o la intimidación de la delincuencia organizada en otros lugares, la estrategia no puede cambiar.

“Y no puede cambiar porque quizá esté llegando a esos grados de intimidar, para tratar de hacer que la autoridad cambie la estrategia, frene en esa lucha de combate frontal a la delincuencia y entonces sean los delincuentes los que ganen. No puede ser ese temor la parálisis del Estado mexicano, porque esta no es una lucha del presidente Calderón; es una lucha del Estado mexicano”, añadió.

Dijo que su partido no especulará sobre qué fue lo que sucedió, pues deberá ser la autoridad federal la que diga qué pasó. “No podemos especular que porque cayó abatido un capo importante, o fueron detenidos otros, o fue extraditado otro a Estados Unidos. Tiene que ser muy preciso y detallado y esperaríamos a que la autoridad pueda dar su determinación”.

En tanto, la fracción parlamentaria del PRD, a través de su vocera, Leticia Quezada, condenó el hecho y aseguró que esto debe obligar al gobierno federal a modificar su estrategia contra el crimen organizado.

“Esto obliga al gobierno federal a que cambie su llamada estrategia contra la inseguridad. Forzosamente se tiene que llamar de manera urgente al gabinete de seguridad para cambiar la estrategia. La inseguridad nos afecta a todos”, dijo.

“Estos hechos condenables vulneran las actividades políticas y electorales que estamos por vivir en México. Enrarece el clima político. Hay que estar a al expectativa sobre todo en el norte del país”, añadió.

A su vez, el diputado perredista e integrante de la Comisión de Seguridad, Arturo Santana, comentó que “esto podría ser una reacción de la delincuencia organizada por las políticas fallidas del gobierno federal en contra de las organizaciones delictivas. Hay varios escenarios que quedan ahí pendientes, que nos hacen pensar que es uno de los pagos de las malas políticas de Felipe Calderón”.

Y añadió:

“Este es un mensaje claro, un mensaje negativo contra de Felipe Calderón; es un mensaje, presumo, que está enviando algún sector de la delincuencia organizada. Nosotros, como PRD, hemos manifestado que se debe cambiar la estrategia en contra de la delincuencia; que hay que revisar la actuación de la Procuraduría General e la República y de la Secretaría de Seguridad Pública. También hemos dicho que hay que ver la llamada Plataforma México que tiene un presupuesto de 605 millones de pesos. Hay que revisar la actuación del Ejército y de la Armada de México… En tres años del gobierno de Calderón van 25 mil muertos, muchos de ellos inocentes: hay más de cuatro mil huérfanos producto de esta lucha infructuosa que se ha iniciado”.

Comentarios