La piel del cielo

domingo, 2 de mayo de 2010

MÉXICO, D.F., 28 de abril (apro).- Sin grandes pretensiones teatrales, Paulina Treviño y Sonia Couoh presentan un divertimiento escénico que narra el encuentro entre dos mujeres disímiles social y culturalmente: La piel del cielo, obra escrita por Enrique Rentaría, dirigida por Emmanuel Márquez, que se presenta en Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico.

A partir de perspectivas de la vida totalmente distintas, estos dos personajes intentan escapar de sus destinos y nos muestran en escena las razones por las cuales tienen la necesidad de liberarse.

Una de ellas (Estrella) pertenece al mundo dark y está iniciando una nueva vida dentro del narcotráfico; la otra (Diana) es una joven de clase alta que acaba de huir de la iglesia el día de su boda. 

Ambas mujeres se encuentran en los alrededores del aeropuerto de la Ciudad de México, para, en un tono tragicómico, iniciar un diálogo, que en principio parece imposible y que deriva en situaciones absurdas, pero que poco a poco se transforma en el inicio de una amistad entrañable.

Se trata de un proyecto impulsado por las dos jóvenes actrices que protagonizan la historia, en una propuesta en la que destaca el trabajo de Paulina Treviño, quien en su corta carrera ha tenido papeles importantes en obras como Colette, de Ximena Escalante, dirigida por Mauricio García Lozano, y Verónica en portada, de Estela Leñero, dirigida por Alberto Lomnitz.

La idea de este montaje se inició hace tres años, cuando Paulina Treviño buscaba obras de dos personajes femeninos para levantar su proyecto. Así se encontró con La piel del cielo, que ahora comparte con Sonia Couoh, nominada al Ariel en 2010 por su trabajo en la película Norteado.

La piel del cielo es una obra acerca de la amistad, la solidaridad femenina y las necesidades comunes a cualquier ser humano, independientemente de su clase social. El objetivo, afirma Emmanuel Márquez, es retratar las absurdas situaciones que se dan en México, donde las mujeres huyen tanto de su riqueza como de su miseria, porque en ningún lado encuentran un sitio propio para ellas.  

Es también una reflexión sobre el crecimiento personal, el deseo de vivir, la igualdad, el destino, los prejuicios sociales y la búsqueda por encontrarse a sí mismo.

Finalmente, las protagonistas de esta historia descubrirán que después de todo no son tan distintas, que comparten anhelos y esperanzas que poco o nada tienen que ver con su condición social y económica y sí mucho con los anhelos femeninos de libertad.

La piel del cielo se presenta los sábados, hasta el próximo 12 de junio,  a las 19:00 horas, en el Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico.

 

Mr

–fin de nota--

Comentarios