Maestros de Chiapas demandan la libertad de dos dirigentes

lunes, 24 de mayo de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 24 de mayo (apro).- Cientos de maestros miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación /CNTE), realizaron hoy una marcha en esta ciudad, en demanda de la libertad de dos profesores y cuatro labriegos, presos en  cárceles del estado.

En la marcha, los maestros demandaron la “libertad absoluta, no condicional” de Javier Saavedra Carrasco y Pedro Gómez Bámaca, acusados del delito de asociación delictuosa, tras las manifestaciones que han realizado en demanda de sus derechos laborales.

Durante la marcha, maestros explicaron que sus dos líderes, detenidos el 30 de abril pasado, tuvieron que pagar cada uno fianzas de 18 mil pesos para enfrentar los procesos penales fuera de prisión.

Por ello, ahora exigen la cancelación de órdenes de aprehensión contra los dos profesores.

Los maestros, que forman parte del “Bloque Democrático” de la  Sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), denunciaron la “corrupción galopante” que, dijeron, prevalece en la secretaría de Educación del estado, que encabeza Javier Álvarez Ramos, así como en la subsecretaría  federalizada  de  Educación, que representa  Francisco Díaz González.

El secretario general del “Bloque Democrático”, Alejandro Gómez afirmó que desde hace dos años las autoridades educativas retienen sistemáticamente los recursos del fondo de la caja magisterial de ahorros, con el fin de obtener los intereses económicos.

En tanto, en el municipio Venustiano Carranza, miembros de la Organización Campesina Emiliano Zapata-Casa del Pueblo (OCEZ-CP) exigieron al gobierno del estado la libertad de Ángel  Hidalgo Espinosa y de los hermanos Mario, Enrique y Alberto Coutiño Morales.

Los cuatro fueron acusados de realizar una emboscada, en abril de 2001, contra un grupo de campesinos miembros de la Alianza San Bartolomé de Los Llanos, “un grupo de corte paramilitar”.

En esa emboscada murieron ocho labriegos de esa organización filial, y el gobierno persiguió y encarceló a los cuatro  líderes del grupo adversario, la OCEZ-CP.

Todos ellos, que fueron sentenciados, se dicen inocentes de los cargos que les imputan: homicidio calificado y portación de armas de fuego que, dicen, nunca aparecieron para comprobar el delito.

Los campesinos de la OCEZ-CP mantienen tomada la presidencia municipal desde hace dos semanas. Este mediodía bloquearon el tramo carretero que conduce a la capital del estado. En ese incidente retuvieron un tráiler con cinco toneladas de cerveza, valuada en 100 millones de pesos, y amenazaron con no liberarlo hasta que el gobierno del estado los escuche.

Comentarios