Martí arenga ante Calderón: "Va muriendo la fe en recuperar al país"

lunes, 24 de mayo de 2010

MÉXICO, DF, 24 de mayo (apro).- Ante el presidente Felipe Calderón, el empresario deportivo Alejandro Martí hizo un llamado a los ciudadanos a no aceptar la violencia ni a dejar de indignarse ante la muerte de estudiantes o el asesinato de jóvenes.

El presidente de la Fundación SOS pidió no aceptar “la violencia como una maldición irremediable. No aceptemos la incapacidad de quienes están obligados a darnos seguridad, mantengamos la exigencia hasta el límite, desde todos los campos de la acción legal hasta que las cosas cambien”.

En la inauguración del Segundo Foro Político Seguridad y Justicia, Martí, quien sufrió el secuestro y asesinato de su hijo adolescente, dijo a Calderón que es irrenunciable el contar con un sistema eficiente de justicia.

“No podemos renunciar a contar con un sistema eficiente de justicia. Como sociedad civil no podemos perder la capacidad de indignación, no podemos dejar de indignarnos por la muerte de estudiantes o el asesinato de jóvenes, mujeres y niños que perecen a manos de la delincuencia o por las balas del fuego cruzado o por la omisión de las autoridades. Lo cierto es que va muriendo nuestra fe en recuperar al país”, expresó.

Dijo que si la política es el instrumento que debe llevar a tener un sistema eficaz de justicia, no se debe ver a los ciudadanos como “monedas de cambio”.

“Señor presidente, señores ministros y legisladores, nos encontramos frente a algo más que la implementación de una reforma, va en ello la viabilidad y la continuidad misma de una democracia”, agregó.

En opinión del activista, la reforma del sistema de justicia requiere total atención de quienes integran el Estado mexicano, así como un esfuerzo presupuestario importante, ya que 80% de la reforma penal radica en su aplicación, por lo que si bien el cambio legal es importante, se requiere de un cambio cultural.

“Por ello hemos hablado de un desafío, porque debemos vencer la baja profesionalización de los operadores del sistema, inercias centenarias e intereses creados, pero sobre todo el ya urgente Código Federal de Procedimientos Penales; sin él no podemos avanzar armónicamente”, dijo.

Más aún, sostuvo que en el acceso a una justicia de calidad descansa el pilar de una sociedad democrática y, para alcanzar una democracia plena, se deben sumar indicadores como los derechos políticos y civiles, la promoción de la justicia, el acceso a un Poder Judicial independiente, imparcial, así como el rechazo a la corrupción.

En ese sentido, instó a la ciudadanía a no aceptar la incapacidad de quienes están obligados a dar seguridad a la sociedad, y agregó que no se debe aceptar no ser atendidos por el Estado ante la situación de criminalidad que se vive en el país.