Piden al EPR mantener tregua

lunes, 24 de mayo de 2010

MÉXICO, D.F., 24 de mayo (apro).- Al cumplirse --este martes 25 de mayo--, tres años de la desaparición forzada de dos miembros del Ejército Popular Revolucionario (EPR), la Comisión de Mediación (Comed) pidió al grupo insurgente mantener vigente la tregua unilateral declarada para la localización de los desparecidos Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez.

En tanto, el grupo guerrillero denunció a los últimos tres titulares de la Secretaría de Gobernación (Segob) –Francisco Ramírez Acuña, Juan Camilo Mouriño y Fernando Gómez Mont— de obstaculizar el trabajo de conciliación realizado por la Comed.

En un documento leído por el obispo emérito, Samuel Ruiz, la Comed sostiene, que de acuerdo con las indagaciones que realizó la propia comisión, existen pruebas de que Reyes Amaya y Cruz Sánchez, estuvieron en Oaxaca, donde fueron detenidos. Sin embargo, todas las autoridades, civiles, federales y locales, negaron haberlos tenido en su poder.

Para los comisionados, en la desaparición de los eperristas estarían involucradas autoridades de los tres niveles de gobierno, de ahí que, a lo largo de tres años, no haya habido ningún avance en las investigaciones.

Ante la inoperancia de mesa de diálogo, la Comed conminó al EPR a sostener la tregua unilateral; y al gobierno federal le pidió realizar acciones encaminadas a la localización de Reyes Amaya y Cruz Sánchez, y que atienda la recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

El 13 de febrero de 2009, la CNDH emitió la recomendación 7/2009 dirigida a Fernando Gómez Mont, al gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, y al presidente municipal de la capital oaxaqueña José Antonio Hernández Fraguas.

En su investigación, el organismo encontró indicios de que las diferentes autoridades, federales y estatales, que participaron en la investigación de las desapariciones no lo hicieron de manera pronta y expedita, además de que ocultaron información a la CNDH durante sus pesquisas, por lo que recomendó la presentación inmediata de ambos eperristas.

Por su parte el EPR, exigió nuevamente la presentación con vida de sus compañeros. Paralelamente, hizo un reconocimiento a la Comed y demandó a las autoridades acabar con “la simulación de autismo gubernamental” para que atienda el “clamor de justicia” de quienes se han solidarizado con los familiares de los desaparecidos. “Que sean presentados ¡ya! con vida y en libertad”, reclamó el grupo insurgente.

En el documento, el EPR resaltó que mientras los tres últimos titulares de la Segob, “han encubierto a los autores materiales e intelectuales” y se han “empecinado en obstaculizar” la labor de la Comed, para los familiares los tres últimos años han sido “de búsqueda incesante, dolor, sufrimiento, de transitar por los laberintos de la insensible burocracia; tres años de impunidad, cinismo y arrogancia del gobierno de Ulises Ruiz y Felipe Calderón”.

Tras dolerse por la muerte del escritor Carlos Montemayor –miembro de la Comed--, el EPR puntualizó que “la exigencia por la presentación con vida y en libertad de todos los detenidos desaparecidos es una demanda de todo el pueblo; demanda impostergable desde el pasado y el presente”, por lo que demandó que “esta práctica deleznable sea erradicada del país y la humanidad”.

Exige el FNLS presentar con vida a eperristas

Mientras tanto, en Jalapa, Veracruz, el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) exigió la presentación con vida de los dos “luchadores sociales” que este martes 25 de mayo cumplirán tres años desaparecidos.

Al dar a conocer las acciones que realizará dentro de la “semana internacional del detenido desaparecido” –del 26 de mayo al 1 de junio--, el FNLS dijo que de acuerdo con información periodística y documentos de organismos defensores de derechos humanos, el gobierno de Felipe Calderón y el del estado de Oaxaca, que encabeza Ulises Ruiz,  “son responsables directos” de la detención y desaparición forzada de Reyes Amaya y Cruz Sánchez.

Braulio Sánchez, representante del FNLS en la huasteca veracruzana, recordó que este 25 de mayo se cumplirán tres años de la desaparición forzada de los dos luchadores sociales reclamados por el Ejército Popular Revolucionario (EPR) como miembros activos.

Para el representante del FNLS la desaparición de Reyes Amaya y Cruz Sánchez, a las que se suman las de Francisco Paredes Ruiz, Lauro Juárez, Daniela y Virginia Ortiz Ramírez, ocurridas todas en el año 2007 en el estado de Oaxaca, son la consecuencia de que Felipe Calderón haya institucionalizado un “Estado policíaco-militar”.

Señaló que la presencia en las calles del Ejército y la Policía Federal, bajo el pretexto de la lucha contra la delincuencia organizada, “ha recrudecido la represión como política de Estado”, extralimitando de manera inconstitucional el fuero militar y de los cuerpos policíacos.

Dijo que la desaparición forzada es una “política de Estado” en México que se aplica, “por motivos políticos, a todo luchador social y opositores al régimen y, por motivos sociales, que las autoridades pretenden disfrazar bajo el concepto de levantones, sin intención de rescate”.

“La desaparición forzada por motivos sociales está sustentada en la política de criminalizar la pobreza y la protesta popular”, subrayó.

En los últimos años, refirió, a consecuencia de este tipo de políticas, “son ya más de 4 mil casos de desaparición forzada en el país”.

Comentarios