Iglesia católica da por concluida disputa por censo 2010

martes, 25 de mayo de 2010

MÉXICO, DF, 25 de mayo (apro).- La Iglesia católica dio hoy por concluidas sus diferencias con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), relativas al censo de población 2010, luego de una reunión entre jerarcas católicos y funcionarios de la Secretaría de Gobernación.  

En dicho encuentro participaron el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, y el sacerdote Manuel Corral, vocero de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

Por el lado de Gobernación estuvieron Alejandro Poiré Romero, subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos, y Paulo Tort Ortega, director de Asociaciones Religiosas.

Hugo Valdemar, vocero de la arquidiócesis, informó que en el encuentro se solucionaron las diferencias, surgidas a raíz de que la Iglesia protestó porque las encuestas del censo presuntamente perjudicaban a la institución católica, por lo que, amenazó, emprendería un boicot.

“En la reunión se dejó en claro que la pregunta sobre el credo de los mexicanos será abierta, y después vendrá la clasificación, que era donde teníamos la grave preocupación”, informó Valdemar.    

Y anunció:

“La Iglesia apoyará este censo, como siempre lo ha hecho con los anteriores. Ya estamos conformes y tranquilos de que no hay problema de metodología”.
    Indicó que la reunión fue cordial y no hubo reproches ni recriminaciones:

“No se trató de ver quién cometió el error, si la Iglesia o el INEGI, simplemente se dialogó. Y se llegó a la conclusión de que se necesitan estos acercamientos para evitar malos entendidos”.

Así, la Iglesia se retractó en su intención de boicotear el censo, según advirtió en el último número del semanario Desde la fe, de la arquidiócesis de México.

Ahí, en un editorial, se dijo que “la encuesta resulta tramposa y deja en claro el objetivo de disminuir estadísticamente a la Iglesia católica”, por lo que ésta “tendrá todo el derecho de iniciar una campaña de boicot”.

Comentarios