PAN y PRD exigen juicio político contra Bazbaz

martes, 25 de mayo de 2010

MÉXICO, D.F., 25 de mayo (apro).- Los presidentes del Partido Acción Nacional y de la Revolución Democrática, , César Nava, y Jesús Ortega, respectivamente, consideraron insuficiente la renuncia del procurador de Justicia del Estado de México, Alberto Bazbaz, por lo que exigieron que sea sometido a juicio político por la fallida investigación sobre la muerte de la niña Paulette Gebara.

En entrevistas por separado, en el marco del segundo foro sobre Seguridad y Justicia realizado pro la organización México SOS, que encabeza el empresario Alejandro Martí, ambos dirigentes aseguraron que el gobernador Enrique peña Nieto tiene responsabilidad política, ya que Bazbaz no actuó de manera autónoma.

Agregaron que la renuncia de Bazbaz no pone fin al escándalo que generó la investigación, ya que persisten las dudas sobre la muerte de la niña.

En ese sentido, Nava y Ortega coincidieron en demandar una nueva investigación sobre el caso para dar con los responsables.

Para César Nava, la renuncia de Bazbaz es un acto necesario, pero insuficiente, ya que, a su juicio, el ahora exprocurador “torció la investigación”.

“Se ha perdido mucho tiempo en la investigación, se ha dejado correr una historia que, creemos, es contraria a lo verosímil y exigimos una investigación a fondo, tanto en los hechos en sí, que mostraron la muerte de Paulette, como de la conducta de los funcionarios, que al igual que el procurador torcieron la investigación con fines desconocidos hasta ahora”, afirmó.

Por su parte, Jesús Ortega, adelantó que los legisladores del PRD en el Estado de México promoverán un juicio político en contra de Bazbaz: “Lo hemos planteado y lo van a ver los compañeros legisladores…”

Para el dirigente nacional del PRD, Peña Nieto “pretende terminar con el escándalo sólo con la renuncia del procurador después de las barbaridades conclusión”.

El viernes pasado, Bazbaz dio a conocer las conclusiones del caso y aseguró que la muerte de Paulette fue “un accidente”, por lo que su cadáver no fue manipulado. Olvidó todas sus declaraciones que apuntaban hacia un homicidio, en el cual Lisette Farah, madre de la menor, era la principal “indiciada”.

El panista y el perredista acusaron responsabilidad política del gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, debido a que no creen que Bazbaz actuó de manera autónoma, ya que era un empleado del mandatario estatal.

Para César Nava, el caso no está cerrado, pues es necesario consignar a los responsables “no sólo de los hechos que motivaron la muerte de la menor, sino de los funcionarios que durante estas semanas torcieron la ley a favor de intereses oscuros que todavía no conocemos".

Finalmente, Jesús Ortega, reiteró su exigencia de reabrir el caso, ya que “desde el Estado de México se le quiere tomar el pelo a todo el mundo”.

Comentarios