Liberan a maestra e hijas secuestradas en Tamaulipas

jueves, 27 de mayo de 2010

Ciudad Victoria, Tamps., 27 de mayo (apro).- La maestra Antonia Elizondo Alanís y sus cuatro hijas, que habían sido secuestradas la mañana del miércoles en la población fronteriza de Miguel Alemán, fueron liberadas por sus captores ayer por la noche en el municipio General Bravo, Nuevo León.

Sujetos no identificados se habían llevado a la mujer y sus cuatro hijas –dos gemelas de año y medio y otras dos niñas de 10 y 13 años de edad- aparentemente porque quisieron apropiarse de la camioneta que conducía la madre de las niñas, quien las llevaba a la escuela.

Entrevistado vía telefónica, una fuente de Miguel Alemán informó que alrededor de la media noche del miércoles  la maestra Antonia se comunicó con su familia para informarles que las habían liberado en la caseta de cobro de la carretera ubicada en la población de General Bravo, Nuevo León.

El informante, quien pidió omitir su nombre, consideró que la liberación de la maestra y sus hijas se logró gracias a que, a través de las redes sociales, los habitantes de esa ciudad se unieron para enviar mensajes de alerta sobre su desaparición y exigir a los captores que las soltaran.

Incluso algunos de los mensajes que fueron enviados durante el día de ayer, a través del internet, eran dirigidos directamente al cártel del Golfo o a los Zetas para pedirles que soltaran a esta familia, que no tenía vínculos con la delincuencia. 

Sin embargo, la persona entrevistada advirtió que igual hay muchas otras personas desaparecidas en los municipios fronterizos de Tamaulipas. “Sólo aquí en Miguel Alemán, en los últimos días han desaparecido como 15 personas, la mayoría gente que no tiene nada que ver con asuntos delictivos”.

De hecho, al conocerse la liberación de la maestra y sus hijas, por internet empezaron a circular otros mensajes de familiares que buscan a desaparecidos en la misma región.

Algunos se refieren a trabajadores de Pemex, otros de la empresa Delta y de Elektra que fueron secuestrados, igual que seis jóvenes que viajaban en un automóvil que apareció abandonado en la carretera con las puertas abiertas.

 

Comentarios