Matan a militar en Coahuila; hieren a otro en Nuevo León

jueves, 27 de mayo de 2010

México, D.F., 27 de mayo (apro).- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reconoció la muerte de un militar ocurrida el pasado 26 de abril en Piedras Negras, Coahuila.

Aparte, miembros del Ejército sostuvieron un enfrentamiento con un grupo de sicarios en Vallecillo, Nuevo León; un soldado quedó herido.

La Sedena no dio a conocer el nombre del milñitar muerto en Coahuila, se limitó a informar que éste fue abatido a tiros cuando realizaba junto con otros soldados un recorrido en zonas afectadas por la lluvia en dicha ciudad y fueron atacados por un grupo armado de la región.

En tanto, en Nuevo León, elementos del Ejército se enfrentaron con presuntos integrantes de la delincuencia organizada, a los que les decomisaron un arsenal y droga en el municipio de Vallecillo, al norte del estado.

En la refriega, un militar resultó con heridas de bala, y su estado es reportado grave.

Según los primeros informes, la confrontación ocurrió a la una de la madrugada de este jueves cuando un convoy de soldados circulaba por la brecha El Álamo, en este municipio ubicado a 150 kilómetros al norte de Monterrey.

Los militares se cruzaron con una hilera de tres camionetas cuyos ocupantes comenzaron a dispararles. Los soldados respondieron la agresión.

Los presuntos sicarios alcanzaron a escapar, pero dejaron abandonada una camioneta Avalanche blanca de reciente modelo con placas de Nuevo León.

En el lugar, un elemento del Ejército de quien no se reveló su identidad resultó con heridas de bala y fue trasladado a un nosocomio en estado crítico.

En el interior de la Avalanche, los soldados encontraron nueve armas largas, diez pistolas escuadra, una granada de fragmentación, mil cartuchos hábiles, 215 balas calibre 50, 52 cargadores vacíos, cinco radios de comunicación y dos placas de la Policía Federal que, se presume, pueden ser de los agentes levantados el viernes pasados y encontrados muertos dos días después en el municipio de China.

Había 1.4 kilogramos de mariguana envueltos en decenas de bolsas para dosis individuales y una tabla de tortura. También había una cadena con tachuelas para detener vehículos.

Comentarios