Greg seguirá como candidato del PRD, dice su esposa

viernes, 28 de mayo de 2010

MEXICO, D.F., 28 de mayo (apro).- Acompañada por dirigentes del PRD en Nayarit, Niurka Sáliva visitó hoy a su esposo Greg Sánchez Martínez, en el penal de máxima seguridad de Tepic.

Es el primer encuentro desde que el alcalde con licencia de Cancún y  candidato a la gubernatura de Quintana Roo por la coalición de izquierda due detenido y consignado en el penal de El Rincón por los presuntos delitos lavado de dinero, delincuencia organizada y contra la salud.

Al término de la visita, Niurka Sáliva defendió la inocencia de su marido y negó que éste tenga vínculos con el narcotráfico.

Además, indicó que confía en la justicia mexicana y en el presidente Felipe Calderón.

Con cuatro meses de embarazo, la expresidenta del Voluntariado del DIF en el municipio de Benito Juárez (Cancún) dijo que ella misma continuará con la campaña de su esposo: “Greg es inocente y va a ser el gobernador de Quintana Roo. Este 4 de julio voy a invitar a los quintanarroenses a votar por la justicia, por la verdad. Se mantienen los derechos políticos de mi esposo”, subrayó.

Y añadió: “Al fin vi a mi esposo. Se encuentra fortalecido espiritualmente, tranquilo y seguro en el sistema judicial. Los abogados están trabajando. Tenemos todos los elementos para probar la inocencia de `Grez`; los delitos son injustos”, señaló la mujer, de origen cubano.

Indicó que las dirigencias nacionales del PRD, PT y Convergencia seguirán luchando por ganar las elecciones del 4 de julio y sostendrán a “Grez” Sánchez como su candidato.

“No se está buscando otro candidato para ocupar el lugar de mi esposo, porque él es inocente”, afirmó.

Sobre las acusaciones contra su esposo, en el sentido de que tenía varias cuentas bancarias y hacía movimientos que no correspondían a sus posibilidades financieras como funcionario y empresario, Sáliva insistió.

“Mi esposo es inocente; vamos a demostrarlo con pruebas. Hay que confiar en la justicia mexicana, en el presidente Felipe Calderón”.

Además, la exfuncionaria municipal del DIF manifestó que las condiciones en el penal de Nayarit “son óptimas. Se están respetando los derechos de mi esposo. Se le da un trato digno”.

Responsabilizó nuevamente al gobierno priista de Quintana Roo de la detención de su esposo y de los delitos que se le imputan.

Comentarios