Persisten los crímenes contra mujeres en Juárez; van 126 en el año

viernes, 28 de mayo de 2010

MÉXICO, D.F., 28 de mayo (apro-cimac).- El gobierno mexicano ha cumplido hasta el momento con 2 de las 14 disposiciones de la sentencia que le impuso la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) por los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez, Chihuahua, de 1993 a la fecha.
Así lo anunció la Comisionada Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, Laura Carrera Lugo, durante la presentación del libro Campo Algodonero, un análisis detallado y las propuestas para el seguimiento de la sentencia de la CoIDH en contra del Estado mexicano
La funcionaria reconoció que, a cinco meses de haberse emitido la sentencia, los únicos puntos que el gobierno ha cumplido son; la publicación de la misma en diferentes medios de comunicación y la página Web de instancias gubernamentales, y la atención psicológica para los familiares de Esmeralda, Laura Berenice y Claudia Ivette, tres de los ocho casos de feminicidio, cometido en Ciudad Juárez en noviembre de 2001.
Relató que desde enero de este año, se establecieron mesas de trabajo de seguimiento al cumplimiento de la sentencia y “hasta el momento se han realizado cuatro reuniones en Ciudad Juárez, con la participación de los gobiernos federal, estatal y municipal.
Cada una de las instancias involucrada, tiene que dar avances de la ruta crítica de los 14 puntos de resolución de la sentencia, añadió la funcionaria de la Secretaría de Gobernación.
Sobre el mandato de la CoIDH para hacer un monumento en memoria de las víctimas, que se tendrá que levantar en el Campo Algodonero, el lugar donde ocurrieron los asesinatos, confirmó que están en marcha los trabajos y se realizan reuniones mensuales con las madres y familiares de las víctimas, a fin de acordar “el diseño, tamaño y lugar del mismo”.
Y en relación con el proceso penal para identificar, procesar y en su caso sancionar a los responsables materiales e intelectuales de los asesinatos de mujeres, como lo mandata la sentencia, la funcionaria señaló que esta parte compete a la procuraduría estatal misma “que está dando el seguimiento”.
En el cumplimiento de la sentencia, dijo que el gobierno federal le da seguimiento a través de la Comisión Nacional para Prevenir  y Erradicar la Violencia de las Mujeres (Conavim) y de la Unidad de Derechos Humanos.
También están involucradas las secretarías de Relaciones Exteriores (SRE), de Seguridad Pública (SSP), las procuradurías General de la República (PGR) y del estado, así como el gobierno de Chihuahua, , el Instituto Chihuahuense de la Mujer y el gobierno municipal. Todas estas instancias trabajan en 3 grupos.

Feminicidio en aumento

Durante la presentación del libro en Casa Lamm, la representante de la Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez, Imelda Marrufo afirmó que el número de mujeres asesinadas de 2009 a la fecha no tiene precedentes en la historia del estado.
La diferencia es, dijo, que antes la responsabilidad de los asesinatos, “según las autoridades”, era la forma de vestir de las mujeres y ahora las justifican atribuyéndolas al crimen organizado.
Denunció que mientras que en los años más críticos del feminicidio, en la década de los 90, se registraron unos 60 asesinatos al año, en los primeros 4 meses de 2010 han sido asesinadas 126 mujeres y la mayoría de los casos permanecen impunes.
Marrufo Nava, informó que las denuncias de mujeres desaparecidas no han cesado y que de 2008 a la fecha se calcula que existen 91 mujeres desaparecidas, 55 de ellas menores de edad; 29 de los casos están vigentes desde 2008; 28 desde 2009; y 34 corresponden a mujeres que han desparecido en los últimos 4 meses.
Detalló que estos datos son obtenidos por las organizaciones  de derechos humanos de las mujeres con base en revisiones hemerográficas y solicitudes de acceso a la información, toda vez que el Estado mexicano no cuenta  con una base de datos confiable y pública.
A las desapariciones de mujeres y niñas, agregó la activista, se suma que las instancias creadas por el Estado mexicano para atender tanto este delito como el feminicidio, “se ha desdibujado, a pesar de estar creadas para ello, no se le concede prioridad”.
Un ejemplo “es lo sucedido con 6 jóvenes el 26 de marzo de 2009, Mónica Alaniz de 18 años desapareció; el 13 de abril del mismo año Griselda Morua de 17 años; el 26 de marzo del mismo año y de la misma edad Mónica Alaniz; el 15 de julio también de 2009, Perla Ivonne Aguirre de 15 años desapareció; el 29 de diciembre de 2009, Nitza y Paola Alvarado fueron levantadas por el Ejército.
Y el  23 de febrero de 2010 Idaly Jauche Laguna de 18 años desapareció, “para ellas y sus madres este reconocimiento”, culminó la activista.
El libro Campo Algodonero, fue editado por el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM), la Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez, con el apoyo de la Fundación Heinrich Böll Stiftung.
Durante la presentación, el día de ayer, estuvieron presentes representantes de la fundación alemana, la abogada de CLADEM Andrea Medina Rosas; Aimée Vega Montiel, integrante de la Red de Investigadoras por la Vida y la Libertad de las Mujeres; Ángeles López, directora del centro Victoria Diez, entre otras.