Whitey Bulger en Biography Channel

domingo, 30 de mayo de 2010

MÉXICO, D.F., 30 de mayo (apro).- El canal de paga Biography Channel ofrece un espacio para los gangster más famosos de Estados Unidos, en la serie Mobsters.

Pese a las décadas transcurridas, esos grandes comerciantes, con negocios muy sucios, cuyas acciones no fueron muy aplaudidas por el mundo, siguen causando interés.

Mobsters se proyecta todos los lunes a las 17 horas y se repite el mismo día a las 21 horas.

Este lunes 31 toca el turno a James Whitey Bulger, quien reinó en Boston por más de 20 años. Bulger fue el jefe de la pandilla irlandesa-estadounidense llamada La Colina de Invierno.

El documental muestra cómo Whitey se convirtió, el 19 de agosto de 1999, en el número 458 en la lista de delincuentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y fue ubicado como uno de los diez fugitivos más buscados.

Whitey nació el 3 de septiembre de 1929. Sus padres, irlandeses, destacaron por su conducta impecable. Cuando aún era pequeño, toda su familia se mudó al sur de Boston, Massachussets.

Fue detenido por primera vez a los 14 años de edad, por hurto, y luego por asalto, agresión y robo a mano armada. Entonces se asoció con un menor de la pandilla Los Tréboles, luego de lo cual fue enviado a un reformatorio.

A los 19 años de edad, hacia 1948, fue liberado y se unió a la Fuerza Aérea, pero en 1952 volvió a sus actividades delictivas y participó en el secuestro de un camión de licor. En 1955 se unió a un equipo que robaba bancos, y en 1956 una orden federal fue publicada para su detención. No logró escapar de prisión y fue condenado a 25 años de encierro. En la misma cárcel se dedicó al negocio de los narcóticos.

Tras su liberación, Whitey trabajó como conserje  antes de ser un matón de Donald Killeen, el jefe de la familia criminal dominante en el sur de Boston. Cuando se dio cuenta de que estaba en el bando perdedor, se acercó en secreto al líder de la pandilla La Colina de Invierno, quien lo aceptó con la condición de que asesinara a los responsables de la banda de Killeen. Poco después Donald Killeen fue baleado a muerte afuera de su casa.

En 1979, Howie fue detenido y Whitey se hizo cargo de La Colina de Invierno. Su poder creció tanto, que firmó el “trato con el diablo” y se convirtió en informante del FBI.

En los años ochenta se involucró en el tráfico de estupefacientes, tras lo cual la DEA (policía Estatal de Massachussets) y el Departamento de Policía de Boston iniciaron una investigación de sus operaciones de juego. Su buena relación con el FBI terminó en 1995, pero encontró una forma de evadir su captura.

Desde entonces es un prófugo de la justicia y por ahora uno de los hombres más buscados del FBI.

Comentarios