Ordena Calderón transparentar gastos de festejos patrios

viernes, 7 de mayo de 2010

MÉXICO, DF, 7 de mayo (apro).- El presidente Felipe Calderón ordenó dar marcha atrás a la reserva de información por 12 años que su gabinete había impuesto sobre gastos relacionados con los festejos del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución.

En un comunicado emitido esta noche, la Presidencia destacó que ya se giraron instrucciones a la Secretaría de Hacienda --en su calidad de fideicomitente único de la Administración Pública Federal-- para que autorice la apertura de los expedientes.

El fideicomiso de los festejos patrios del 2010 es manejado por el Banco Nacional del Ejército, Fuerza Aérea y Armada (Banjército).

“De esta manera se garantiza la transparencia en el uso de los recursos que se destinan para la realización de las conmemoraciones del Bicentenario del inicio de la Independencia Nacional y el Centenario del inicio de la Revolución Mexicana”, destacó el boletín.

La Presidencia no lo mencionó, pero hace dos meses parte del gabinete, en particular el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y la propia Hacienda, recibió solicitudes de acceso a la información sobre el manejo de los recursos públicos para los festejos patrios.

La primeras respuesta del gobierno calderonista fue reservar la información por 12 años, toda vez que los datos estarían protegidos por el secreto fiduciario.

Ante esas circunstancias, personajes como la historiadora Patricia Galeana, secretaria técnica de la comisión especial del Senado para los festejos, sostuvo que la negativa a hacer pública la información contraviene la propia ley de transparencia:

“Esa es una información que no debería reservarse, justamente por eso se hizo la Ley de Transparencia, para que la ciudadanía sepa en qué se gastan los recursos de la nación”, declaró al diario Excélsior.

Ahora, antes de que el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI) pudiera analizar la reserva sobre los gastos y el manejo de los recursos públicos por los festejos patrios, el presidente Calderón ordenó abrir los expedientes.

Comentarios