Antología del fotógrafo Lázaro Blanco

domingo, 9 de mayo de 2010

MÉXICO. D.F., 9 de mayo, (apro).- Temporarios es el nombre de la exposición antológica del fotógrafo mexicano Lázaro Blanco (Ciudad Juárez, Chihuahua, 1938).

Actualmente se exhiben en el Centro de la Imagen más de 400 imágenes que logran ofrecer un panorama amplio y completo del trabajo de cuatro décadas.

El artista de la lente es reconocido también por sus 40 años de labor docente, así como por múltiples escritos que realizó a sus contemporáneos.

         La exposición de Blanco tiene un leguaje personal que, en palabras del  titular del centro, Alejando Castellanos, pertenece a “uno de nuestros clásicos, adjetivo que queda plenamente justificado, luego de que el espectador conoce la obra”.

         Estructurada bajo cinco ejes temáticos –“Imágenes icónicas”, “Sobre el color en la imagen fotográfica”, “Sobre formato de 35 milímetros”, “La fiesta del dolor” y “Documentos” (donde se reúnen sus escritos, publicaciones y material hemerográfico, que permite conocer su trayectoria artística)–, la muestra ofrece un recorrido ágil que logra adentrar al visitante en el universo del artista.

         Sin duda, son imágenes icónicas relevantes que han sobresalido en su trabajo, como Alegría de vivir y Ave siniestra --esta última con la que obtuvo el Premio de Adquisición en la II Bienal  de Gráfica en 1979 y que fue muy significativo, ya que era la primera vez que una fotografía era premiada  por un certamen artístico contemporáneo convocado por el INBA.

La serie se presenta en color, realizada en formato de 35 milímetros, donde Blanco incursiona más allá del documento o reporte visual, como lo ejemplifica “La fiesta del dolor”, que resulta una interpretación y una reflexión acerca de la religión de los mexicanos.

          Temporarios es realmente una recopilación de una vida y de una mirada cuidadosa y particular de sus experiencias propias, que permiten al observador identificarse y valorar un todo, donde espacio y tiempo quedan atrapados por la imagen.

         La museografía y la curaduría estuvieron a cargo del mismo artista, quien ha dicho que su propuesta fue “reunir fragmentos tangibles de la propia existencia, ilusiones y sueños de más de cuatro décadas, con escenas extraídas de la cotidianidad y que parecieran más producto de la imaginación y de un mundo inexistente”.

          Temporarios continúa con la línea de exposiciones del Centro de la Imagen, que celebra a los clásicos contemporáneos de la especialidad y se suma a las revisiones que se han hecho de fotógrafos como Mariana Yampolsky, Rodrigo Moya, Lourdes Grobet, Carlos Jurado, Pedro Meyer y Graciela Iturbide, entre otros.

         Permanecerá abierta al público hasta el  30 de mayo en el recinto de  Plaza de la Ciudadela No. 2, Centro Histórico (Metro Balderas).

 

 

Comentarios