IFE dará de baja del padrón electoral a Greg Sánchez

martes, 1 de junio de 2010

MÉXICO, D.F., 1 de junio (apro).- El Instituto Federal Electoral (IFE) procederá a dar de baja del padrón electoral a Gregorio Sánchez, candidato de la izquierda al gobierno de Quintana Roo, después de que ayer perdió sus derechos políticos al ser declarado formalmente preso por delitos federales.

El IFE fue notificado este martes del auto de formal prisión a Gregorio “Greg” Sánchez, a través de la Junta Local Ejecutiva en Nayarit, por lo que procederá a darlo de baja del padrón electoral”, informó el consejero electoral Marco Antonio Baños.

“Es un procedimiento rápido, en el cual simplemente la Dirección del Registro Federal de Electores gira la instrucción correspondiente al centro nacional de cómputo que maneja la base del padrón electoral y la persona es retirada del padrón electoral. En eso consiste la pérdida de los derechos políticos. Es un trámite de un día o día y medio”, explicó el consejero.

Y luego de aclarar que no es el IFE la autoridad que cancela los derechos políticos de nadie, sino un juez, Baños también precisó que será el Instituto Estatal Electoral de Quintana Roo el que revoque el registro de Sánchez como candidato de la alianza “Todos por Quintana Roo”, que integran los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Convergencia.

En entrevista, el consejero expuso que el caso de Sánchez es distinto al del candidato del Partido Acción Nacional (PAN) al gobierno de Aguascalientes, Martín Orozco, porque fue acusado de delitos del orden común y obtuvo un amparo que le permitió continuar su proceso penal fuera de la cárcel, mientras que al perredista se le imputan delitos graves de orden federal.

“En los casos de Orozco Sandoval y Sánchez Martínez hay diferencias muy marcadas, son delitos totalmente distintos, unos son de orden federal, otros son de orden común, unos son más graves que otros, y esas son las cosas que en todo caso se tienen que valorar y que distinguen a un caso del otro”, subrayó.

 

Comentarios