La sala principal del Palacio de Bellas Artes se reabrirá el 19 de noviembre

martes, 1 de junio de 2010

MÉXICO, D.F., 1 de junio (apro).- Luego de dos años de trabajos de remozamiento y una inversión de 637 millones de pesos, la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, reabrirá sus puertas el próximo 19 de noviembre, en el marco de los festejos por el Centenario de la Revolución Mexicana.

En conferencia de prensa realizada en la cafetería del recinto, construido por los arquitectos Adamo Boari y Federico Mariscal en las primeras décadas del siglo pasado, Teresa Vicencio, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), anunció el programa de reapertura, en el que participarán las compañías nacionales de Teatro y Danza, así como la Orquesta Sinfónica Nacional.

La reinauguración del foro escénico estaba anunciada originalmente para mediados de septiembre próximo, cuando se realizarán las celebraciones del Bicentenario de la Independencia. Sin embargo, hubo rumores en el sentido de que las obras estaban retrasadas y no se cumpliría con los tiempos. Inclusive, se llegó a decir que se retrasaría porque la programación de las fiestas del Bicentenario incluye ya varias actividades y el jefe del Ejecutivo, Felipe Calderón, tendría saturada su agenda para poder asistir a la ceremonia de reapertura.

Finalmente, la fecha ha sido cambiada. Sin embargo, Vicencio argumentó que, desde 2009, cuando ella retomó el proyecto de remodelación al asumir el cargo de directora general del INBA, se vislumbró que no estaría a tiempo, y como el compromiso es “entregar algo bien hecho”, decidió postergarse. Además, esgrimió que el Palacio de Bellas Artes está más vinculado a la historia de la Revolución que a la Independencia.

Y es que su construcción se inició en 1904 con el arquitecto italiano Adamo Boari, aunque lo cierto es que el encargo de la obra era para celebrar el primer centenario de la Independencia. No estuvo a tiempo y debió ser suspendida hacia 1914, en parte por la lucha armada y por los hundimientos. Luego retomó la obra el arquitecto mexicano Federico Mariscal, quien la culminó entre 1930 y 1934. A eso se debe que presente dos estilos arquitectónicos distintos: Art noveau, en su arquitectura externa, y art decó, en sus interiores y decorados.

Los trabajos de remozamiento de la Sala Principal consistieron en colocarle nuevos equipos de tramoya, sonido, iluminación y mecánica que, a decir de las autoridades del instituto, la ponen “a la altura” de otros recintos en el mundo como la Scala de Milán o la Ópera de París. Se hicieron además trabajos de limpieza y conservación en los detalles arquitectónicos y en el famoso telón de cristal decorado con una obra del Dr. Atl.

La ceremonia de reapertura será el 19 de noviembre próximo y se evocará la inauguración, hace 76 años, con la Orquesta Sinfónica Nacional, entonces dirigida por Carlos Chávez. Será la misma OSN, ahora bajo la batuta de Carlos Miguel Prieto, la que ofrezca el concierto inaugural interpretando Sinfonía india y el Himno Nacional mexicano.

A su vez, la Compañía Nacional de Teatro escenificará un fragmento del poema Suave Patria, de Ramón López Velarde, en homenaje al poeta zacatecano. La Compañía Nacional de Danza participará con escenas de ballet clásico y contemporáneo.

También actuará el Coro y Orquesta del Teatro de Bellas Artes.

Las actividades de la reapertura se extenderán hasta febrero de 2011. En diciembre de este año se rendirá un homenaje a la coreógrafa Guillermina Bravo, fundadora del Ballet Nacional de México, por sus 90 años de vida. Igualmente, para el final de este año, se presentará la Compañía Nacional de Ópera con la obra Fidelio, en la que cantará el tenor Francisco Araiza.