Camino a Sudáfrica, Calderón exige a EU castigo contra homicidas de mexicanos

jueves, 10 de junio de 2010

MÉXICO, DF, 10 de junio (apro).- El presidente Felipe Calderón exigió al gobierno de Estados Unidos una investigación profunda, “imparcial y objetiva”, que, dijo, lleve al esclarecimiento de los recientes homicidios de mexicanos en la frontera y, sobre todo, castigue a los responsables.

En un comunicado, la residencia oficial de Los Pinos informó sobre la postura del Ejecutivo, quien viajó a Sudáfrica para asistir a la inauguración del Mundial de Futbol.

“El gobierno mexicano está consternado y profundamente indignado por la muerte de dos connacionales a manos de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos”, indicó Calderón en el boletín.

En el primer caso, explicó, Anastasio Hernández Rojas falleció después de recibir una golpiza y descargas eléctricas por parte de agentes de la Patrulla Fronteriza, justo en el cruce entre Tijuana y San Diego.

Expuso que el segundo caso “nos agravia especialmente porque se trata de un menor de edad: Sergio Adrián Hernández, quien además fue ultimado con disparos de arma de fuego en nuestro propio territorio mexicano, en Ciudad Juárez, Chihuahua”.

Calderón dijo estar preocupado por la violencia contra mexicanos que, además, se asocia con el surgimiento de otras expresiones antiinmigrantes en Estados Unidos.

“Queremos, también, que se establezcan, en Estados Unidos, criterios objetivos y protocolos confiables en la aplicación de la ley, a fin de evitar, en lo sucesivo, estas muertes inadmisibles, derivadas, entre otras cosas, del uso abusivo de la fuerza en contra de los migrantes mexicanos”, destacó Calderón poco antes de aterrizar en territorio africano.

En el avión presidencial que despegó el miércoles por la noche también viajan la primera dama Margarita Zavala, así como la secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa; la secretaria particular de Calderón, Aitza Aguilar, y miembros del Estado Mayor Presidencial (EMP) encabezados por el general Jesús Castillo.

Comentarios